Publicidad

Remo con nuestro peso corporal, una forma de trabajar la parte dorsal a fondo

4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

A la hora de trabajar la espalda existen infinidad de ejercicios y rutinas que nos ayudarán a fortalecer esta parte del cuerpo. Es cierto que siempre solemos entrenar muy bien la parte dorsal, pero hay otras que descuidamos como la parte superior de los hombros. En esta ocasión vamos a recomendar un ejercicio que nos ayudará a trabajar estar partes. Se trata del remo con nuestro propio peso corporal.

Antes de nada, es necesario que tengamos claro que es importante tener una base previa a la hora de realizar este ejercicio, ya que no es para sencillo en lo que a ejecución se refiere, pues es necesario que tengamos un alto control del cuerpo y de los movimientos que vamos a llevar a cabo. Por ello es recomendable para personas que ya han entrenado previamente la espalda con otras rutinas.

Para su ejecución simplemente necesitaremos una barra fija paralela al suelo que nos permita asir nuestras manos para poder ejecutar el ejercicio como es debido y poder así elevar nuestro propio cuerpo venciendo la resistencia que éste supone. Por ello es necesario que tengamos presente que la barra debe estar bien afianzada y fija para evitar sorpresas.

La colocación del cuerpo será hacia arriba, es decir, mirando al techo. Estiraremos las piernas que apoyaremos en el suelo y las colocaremos cruzadas. El resto del cuerpo lo mantendremos rígido pero relajado, de modo que no entre en acción nada más que la parte trabajada, es decir, la zona de la espalda y de los hombros.

La importancia de los brazos

Los brazos serán la herramienta para ejecutar este ejercicio, ya que lo que haremos será elevar el cuerpo y su peso mediante la contracción de los brazos que se encogerán y estirarán a medida que elevemos y dejemos caer de nuevo nuestro cuerpo a la posición inicial. Es importante que concentremos toda la tensión en la parte trabajada y no en las muñecas, pues podemos hacernos mucho daño si no controlamos esto.

Con este ejercicio lo que conseguiremos será trabajar sobre todo la parte trasera de los hombros y la zona dorsal. Habitualmente son partes que no trabajamos con los ejercicios tradicionales de espalda, por lo que este ejercicio nos vendrá muy bien para conseguir una espalda de acero y unos hombros a prueba de bombas que nos servirán para ejecutar otras rutinas de entrenamiento de la manera correcta.

Video | Youtube/Men's Health España

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios