Compartir
Publicidad
Publicidad

Saltar como una rana para fortalecer las piernas

Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como siempre las piernas se quedan en un segundo lugar a la hora de entrenar nosotros queremos ofrecer atractivos ejercicios que nos ayudarán a mejorar el estado de las piernas. Por norma general cuando dejamos las piernas de lado a la hora de trabajarlas y no reparamos en ellas lo que hacemos es poco a poco lograr que nuestro cuerpo quede desproporcionado y se desarrollen más unas partes que otras. Por ello en esta ocasión queremos mostrar un ejercicio sencillo, se trata de la rana.

Como su nombre indica, la rana en un ejercicio en el que el movimiento que adoptamos imita el movimiento propio de las ranas al desplazarse, es decir, emularemos con este ejercicio los saltos que este animal da con sus patas a la hora de recorrer distancias. Seguro que para más de uno este ejercicio simplemente representa una manera rara de caminar, pero es algo más que eso, y es que nos ayudará a fortalecer las piernas sin apenas darnos cuenta y de una manera distinta.

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitaremos nuestro propio cuerpo y un poco de agilidad, ya que la postura requerida a la hora de ponernos a llevar a cabo este ejercicio no es nada sencilla, sino que más bien es una postura compleja que para muchos puede resultar hasta incómoda. Por ello es necesario que previamente hayamos realizado ejercicio y contemos con una serie de conocimientos que nos permitan controlar al máximo nuestro cuerpo y los diferentes movimientos que éste va a realizar.

La colocación debe ser en cuclillas, de modo que imitemos la pose de una rana cuando va a saltar. Las piernas deben estar separadas y paralelas y las plantas de los pies apoyadas en todo momento en el suelo. El trasero debe estar hacia abajo, de modo que nos permita que el tronco quede recto y nuestra cabeza elevada y con la vista al frente. Las manos deben estar separadas también y debemos colocar los brazos estirados por la cara interna de las piernas.

Partiendo de esta postura lo que debemos realizar en un salto propulsándonos con las piernas. Es decir, tenemos que imitar el salto de la rana hacia adelante para así poner a trabajar las piernas mientras nos desplazamos de esta manera. Es necesario que realicemos una serie de treinta saltos que podemos llevar a cabo en el sitio o desplazándonos. Es importante que siempre retornemos a la postura inicial a la hora de realizar el salto, ya que de este modo realizaremos el recorrido completo del ejercicio y con él incidiremos como es debido en la parte trabajada.

Con este ejercicio lo que conseguiremos será trabajar la potencia de las piernas, pues estamos poniendo a trabajar músculos como los cuádriceps o los flexores de la cadera, además de incidir de manera indirecta en los abdominales. Además debemos tener en cuenta que este ejercicio a causa de la postura que adoptamos nos ayudará a mejorar la flexibilidad de las ingles. Por ello es bueno que contemos con él para nuestra rutina de entrenamiento.

Vía | Sportlife
Video | Youtube/ SHIWARI999

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos