Compartir
Publicidad

Trabajar el abdomen y los cuádriceps con un simple ejercicio

Trabajar el abdomen y los cuádriceps con un simple ejercicio
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para trabajar los abdominales existen infinidad de ejercicios y distintas técnicas. Por ello en Vitónica estamos constantemente ofreciendo diferentes alternativas para poder realizar rutinas innovadores y eficaces. En esta ocasión queremos ofrecer un ejercicio combinado que nos servirá para trabajar la pared abdominal y los cuádriceps.

Se trata de un ejercicio sencillo para el que solamente necesitaremos nuestro cuerpo. Por ello lo podemos realizar cualquiera que queramos, pero es necesario tener un control perfecto sobre nuestro cuerpo. Para ello lo que haremos será colocarnos sobre una esterilla y podremos comenzar. Por ello lo podemos hacer en cualquier lugar en el que queramos.

Para su realización lo que haremos será colocarnos boca abajo sobre la esterilla apoyados en el suelo por las puntas de los pies y por los antebrazos, que apoyaremos en el suelo, de modo que el cuerpo quede totalmente recto como si fuésemos a realizar isométricos. De este modo lo que haremos será ejercer presión sobre la pared abdominal, que será la que deberá mantener nuestra posición durante todo el ejercicio. De ahí que ejercitemos esta zona.

Una vez colocados en esta postura lo que haremos, sin despegar los pies del suelo, elevaremos los brazos, de modo que pasemos de estar apoyados con los antebrazos a estarlo con las palmas de las manos. El tronco lo mantendremos igualmente recto y estirado mediante la acción abdominal mientras que en esta posición llevaremos hacia delante primero la pierna derecha, como si fuésemos a tocar el pecho con la rodilla, para luego hacer lo mismo con la izquierda.

Con este movimiento de piernas estaremos trabajando los cuádriceps, que intervendrán en este ejercicio. Una vez hayamos realizado este movimiento con las dos piernas lo que haremos será volverlas a estirar, manteniendo el tronco recto, apoyados por las puntas de los pies, para volver a la posición inicial de estar apoyados por los antebrazos sobre la esterilla. Una vez finalizado todo el movimiento volveremos a empezar de nuevo con la misma metodología.

La mecánica del ejercicio parece sencilla, y en cierta medida lo es, pero es importante que mantengamos el tronco recto, el abdomen contraído y las piernas es su correcta posición. Para ello la concentración será fundamental y el control del cuerpo también. Lo que recomendamos es realizar cuatro series de 15 repeticiones cada una para incidir correctamente en las partes que nos interesan.

Imagen | ThinkStock Video | Youtube/ desan benz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio