Compartir
Publicidad
Publicidad

Un cuello fuerte para rendir más en los entrenamientos

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de conseguir un cuerpo fuerte debemos tener en cuenta que la simetría y la proporción corporal son esenciales para conseguir una fuerza mayor y poder hacer frente a las cargas que vamos a utilizar en los entrenamientos. Por este motivo debemos poner especial atención a partes del cuerpo que habitualmente no entrenamos como se debiera. Un ejemplo es la zona del cuello, importante para conseguir más fuerza y poder de ejecución de ejercicios.

Esta parte del cuerpo es una zona bastante conflictiva en muchos casos, ya que si la tenemos débil podemos hacernos daño con facilidad a la hora de entrenar y lograremos peores resultados cuando ejecutemos los diferentes ejercicios que conforman nuestra rutina. Por ello es necesario que fortalezcamos la zona y consigamos unos músculos fuertes.

La parte del cuello está formada por varios músculos que no se pueden pasar por alto, y que al igual que el resto deben tonificarse. Se trata de tres grandes grupos, el elevador de la escápula, los escalenos y los trapecios. Todos ellos se encuentran en la zona alta de la espalda, justo debajo del cráneo. Por este motivo necesitan ejercicios específicos ya que con el resto de rutinas no se tocan directamente. Es importante que conozcamos algunos ejercicios que los ejerciten y estiren para aliviarlos de tensiones, ya que se trata de una zona en la que tiende a acumularse mucha tensión.

Para fortalecer el cuello es necesario que realicemos un ejercicio muy eficaz que nos ayudará a tener unos músculos en plena forma. Se trata de las extensiones escapulares o elevación de trapecio. Es un ejercicio sencillo que consiste en colocarnos de frente con una mancuerna en cada mano, los brazos relajados y caídos de modo que no ejerzan ninguna fuerza para elevar el peso. En esta posición elevamos el peso intentando tocar las orejas con los hombros. Elevamos lentamente y mantenemos unos segundos arriba para regresar a la posición inicial.

Con este ejercicio conseguiremos un cuello fuerte, aunque también lo podemos alternar con elevaciones de trapecio con agarre fijo. Es un ejercicio un poco más complicado que realizaremos con ayuda de una polea y un agarre plano. Nos debemos colocar de frente a la polea agarrando la barra con los manos casi juntas, ya que solamente deben estar separadas por un palmo. En esta posición debemos elevar los brazos de modo que los codos queden por encima de la cabeza. Es importante que mantengamos las manos pegadas para que toda la tensión del ejercicio se concentre en la zona del trapecio.

Ambos ejercicios nos ayudarán a conseguir una musculatura del cuello fuerte y lista para los entrenamientos cotidianos. Junto al ejercicio debemos realizar estiramientos que nos ayudarán a eliminar tensiones de esta zona consiguiendo unos músculos más flexibles y en mejores condiciones. No debemos olvidar que se trata de una zona en la que suelen recaer la mayoría de la tensión que conseguimos al realizar los entrenamientos y en el día a día. Por ello los estiramientos serán una de las mejores maneras de estar en plena forma y más en esta zona del cuerpo.

Vía | Menshealth
Video | Youtube/ passion4profession

En Vitonica | Un trapecio fuerte para un cuello en perfectas condiciones
En Vitonica | Músculos del cuello sanos para un mayor rendimiento
En Vitonica | Puntos a tener en cuenta para evitar los dolores de cuello

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos