Compartir
Publicidad

Variaciones a la hora de realizar las elevaciones laterales de hombro

Variaciones a la hora de realizar las elevaciones laterales de hombro
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una espalda bien definida es algo muy estético y nos ayudará a fortalecer la zona y prevenir la aparición de muchas dolencias en esta parte. Pero a la hora de trabajar la espalda muchas veces solemos dejar de lado la parte de los hombros. Por este motivo en este post nos vamos a detener en esta zona, concretamente en un ejercicio tradicional, las elevaciones laterales de hombro y en sus variaciones para trabajar al máximo.

Elevaciones convencionales

Las elevaciones laterales de hombro son un ejercicio que incide directamente en la zona del hombro, concretamente en el deltoides y en los músculos más pequeños que lo rodean. Pero la manera de hacerlo dependerá del tipo de elevaciones que llevemos a cabo, ya que incluir pequeñas variaciones en este sencillo y básico ejercicio nos ayudará a conseguir unos u otros resultados que no podemos pasar por alto.

Para realizar este ejercicio simplemente nos debemos colocar de pie con la espalda recata, vista al frente y las piernas paralelas entre sí y ligeramente abiertas. En esta postura, y con una mancuerna en cada mano, lo que haremos será elevarlas éstas de manera lateral, de modo que los brazos queden estirados, solamente ligeramente doblados por los codos. Debemos elevar la carga con la acción del deltoides para luego volver a bajar a la posición inicial controlando el descenso.

Elevaciones con polea por delante

Esta es la manera de trabajar de forma más convencional el deltoides. Pero con este ejercicio estaremos trabajando la parte media. Y la zona más delantera, ya que normalmente tendemos a realizar el movimiento apoyándonos en la parte delantera, la del pectoral, que también interviene de manera directa en el ejercicio. En las elevaciones convencionales con mancuerna, como en las que realizamos con polea por delante del cuerpo, la incidencia será en esta parte.

Elevaciones con polea por detrás

Si lo que queremos es trabajar más la parte trasera del deltoides, es decir, la que queda por la espalda, lo que haremos será tender a realizar estas elevaciones inclinándonos a realizar el recorrido hacia atrás. Para ello lo que haremos será realizar el movimiento en polea, pero por detrás del cuerpo. De este modo obligaremos a trabajar los músculos de la espalda que se encuentran a la altura del deltoides. Eso sí, trabajar de esta manera es más costoso, por lo que las cargas utilizadas serán inferiores para poder hacerlo bien.

Elevaciones en banco inclinado

Si por el contrario lo que se queremos es aislar al máximo la parte del deltoides y todos los músculos que lo rodean, lo que os recomendamos en realizar elevaciones laterales de hombro apoyados en un banco. Para ello nos inclinaremos de manera lateral en un bando de modo que el brazo que queda libre lo elevaremos con un mancuerna. Este ejercicio nos ayudará a aislar al máximo el deltoides e incidir directamente en esta parte y conseguir mejores resultados, pues no utilizaremos en ningún caso el cuerpo para darnos impulso.

Con estas sencillas variaciones conseguiremos un entrenamiento más completo en intenso de esta parte. Eso sí, debemos cuidar la realización correcta de los movimientos para evitar hacernos daño en un grupo muscular pequeño, pero que a la vez nos interesa tenerlo fuerte, pues interviene en la mayoría de ejercicios que vamos a realizar con el tren superior.

Imagen | IstockPhoto Video | Youtube/ P4P Español Video 2 | Youtube/ Bands Trainer Video 3 | Youtube/ Sportize Me: Your new way to understand exercise Video 4 | Youtube/ Éxito Natural

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio