Compartir
Publicidad
El entrenamiento funcional que tienes que hacer en el gimnasio para ser un mejor nadador
Natación

El entrenamiento funcional que tienes que hacer en el gimnasio para ser un mejor nadador

Publicidad
Publicidad

En infinidad de ocasiones hemos destacado la natación como un ejercicio completo y perfecto para trabajar todas las partes del cuerpo. Es cierto que la natación se desarrolla en un medio, el agua, pero no siempre el agua debe ser el medio para entrenar el cuerpo enfocado a mejorar nuestros resultados en lo que a natación se refiere. Por ello en esta ocasión nos vamos a detener en el entrenamiento funcional para mejorar los resultados en natación.

Esta forma de entrenar para mejorar en natación es lo que se llama natación en seco, es decir, sin estar en el agua. Al fin y al cabo para nadar bien es necesario tener una musculatura fuerte, capaz de hacer que nos movamos en el agua. Por ello es necesario que nos enfoquemos en mejorar y así conseguir unos resultados mucho más espectaculares.

Para mejorar los resultados en natación también podemos entrenar al en seco. Fortalecer los músculos fuera del agua puede ser un paso importante a tener en cuenta

¿Qué conseguiremos con este entrenamiento?

Con el entrenamiento funcional para mejorar la natación, lo que estamos trabajando es la fuerza, que nos servirá para conseguir mejores resultados. Además, es necesario que trabajemos todos los grupos musculares involucrados en la actividad que representa la natación.

Como consejos generales antes de adentrarnos en los ejercicios que vamos a llevar a cabo destacaremos lo importante que es la correcta ejecución de todos los ejercicios, centrándonos en los músculos que vamos a trabajar. Por ello es necesario seguir bien la rutina y respetarla.

Chuttersnap 210450 Unsplash

Durante todo el tiempo que dure la sesión de entrenamiento, nos debemos enfocar en un punto, el core. Como estabilizador del tronco, también lo es mientras estamos en la piscina. Por ello es importante mantenerlo estable mediante la contracción del mismo y el control de la respiración, que además nos ayudará a controlarla dentro del agua mientras estamos nadando.

Sobre todo nos vamos a centrar con el trabajo de todo el cuerpo, pero el énfasis lo vamos a poner en la zona media del cuerpo y en el fortalecimiento de las articulaciones, que serán las que intervendrán más en el trabajo que representa la natación.

Press militar de hombros con mancuernas

En primer lugar vamos a empezar por un ejercicio que incide directamente sobre los hombros. Se trata del press militar de hombros con mancuernas. En este caso necesitaremos dos mancuernas y un banco con respaldo para poder apoyar toda la espalda y mantener la estabilidad.

El press militar de hombros es un ejercicio tradicional para fortalecer esta parte del cuerpo y conseguir una mayor resistencia

En esta posición, y agarrando con cada mano una mancuerna a la altura de los hombros, nos colocaremos con la espalda recta y mirando al frente. En esta postura lo que haremos será elevar la carga por encima de la cabeza mediante la acción de los músculos que conforman el hombro.

El movimiento que vamos a describir en esta posición es en forma de triángulo, donde la base del triángulo serían los hombros y la punta la parte más alta de los brazos cuando elevemos los brazos por encima de la cabeza.

Aperturas de pectoral en TRX

La aperturas de pectoral en TRX es otro ejercicio que nos ayudará a fortalecer los pectorales y el core. Para ello necesitaremos un aparato de TRX que colocaremos en un punto fijo Nosotros nos colocaremos de espaldas al TRX y agarraremos con cada mano uno de los extremos de las cintas con el agarre de las mismas.

El TRX será un aliado para trabajar de cara a mejorar los resultados en natación. Con las aperturas de pecho nos centraremos en esta parte y lograremos mejores resultados a corto plazo

En esta postura, y sin soltar los agarres, lo que haremos será inclinarnos hacia adelante, sin despegar los pies del suelo. Mantendremos todo el cuerpo recto y los brazos los abriremos hacia atrás, a la altura del pecho, en forma de cruz.

En esta postura lo que haremos, sin doblar los brazos y únicamente mediante la contracción de los músculos pectorales, llevaremos ambos brazos hacia el centro. Ambos brazos se encontrarán en el centro y no debemos olvidar que debemos desviarnos de la línea del pectoral, pues si bajamos por debajo dejaremos de incidir directamente sobre los músculos trabajados.

Además de entrenar los pectorales, también trabajaremos los músculos abdominales, ya que este ejercicio requerirá una estabilización total del cuerpo. Por ello es un ejercicio completo. Además, podemos complicarlo más colocando las piernas, de rodillas, sobre una fitball. De este modo trabajaremos mucho más los músculos del core.

Pull over para fortalecer hombros y espalda

En tercer lugar nos vamos a detener en el pull over. Este ejercicio nos ayudará a fortalecer los músculos de la espalda, además de trabajar el juego de hombros y el fortalecimiento de esta articulación. Por ello es un ejercicio fundamental para aumentar la tracción de brazos al practicar la natación.

Con el pull over nos centraremos en la parte dorsal, y con ello en mejorar la tracción a la hora de realizar las brazadas en natación

Para ello necesitaremos una mancuerna y un banco sobre el que apoyaremos la espalda, sobre todo en su parte alta. Con ambas manos agarraremos la mancuerna. Previamente nos habremos colocado de espaldas recostados sobre el banco.

En esta postura, y con la mancuerna agarrada con ambas manos, lo que haremos será llevar hacia atrás la carga lo más abajo que podamos para luego elevarla de nuevo. Con este movimiento lo que conseguiremos será incidir directamente sobre los músculos dorsales para así conseguir un mayor efecto en la parte trabajada.

Con el pull over también lograremos una incidencia en el core, ya que la postura en la que nos vamos a colocar nos obligará a mantener estable esta parte del cuerpo. Esto nos permitirá estar en plena forma y mantener la parte media del tronco totalmente ejercitada y con la potencia necesaria para realizar mejor la natación.

Burpees, una buena manera de acondicionar todo el cuerpo

Como cuarta alternativa nos vamos a detener en los burpees como un ejercicio con el que trabajaremos todo el cuerpo por completo y que nos servirá para fortalecer al máximo los músculos y lograr una mayor efectividad a la hora de nadar.

Los burpees son uno de los ejercicios funcioanles más habituales que debemos tener muy en cuenta para conseguir los mejores resultados en lo que a natación se refiere

Para ello solamente necesitaremos nuestro cuerpo. En este caso nos colocaremos boca abajo con las palmas de las manos apoyadas en el suelo y los brazos estirados. El cuerpo estará recto y los pies apoyados en el suelo por las puntas.

Partiendo de esta postura, y mediante un pequeño salto adelantaremos los pies hacia el pecho. Para conseguirlo doblaremos las rodillas y apoyaremos los pies por completo en el suelo. Con un movimiento rápido nos pondremos de pie y estirando los brazos hacia arriba saltaremos mediante la acción de las piernas.

Con este ejercicio conseguiremos fortalecer las piernas, pero sobre todo la potencia explosiva a la hora de nadar. Además incidiremos sobre los músculos pectorales, los de la espalda, y conseguiremos que las articulaciones se vean más flexibles y en mejor estado.

Plancha dinámica para un entrenamiento total en natación

En último lugar nos vamos a detener en la plancha dinámica. Para ello simplemente nos debemos colocar boca abajo con el cuerpo apoyado por las palmas de las manos al suelo con los brazos estirados. El cuerpo debe permanecer recto y los pies apoyados por las puntas al suelo.

La plancha dinámica nos ayudará a conseguir un core más fuerte, además de controlar el movimiento y la coordinación corporal

De este modo , mediante la contracción de los músculos del core mantendremos la postura y todo el cuerpo recto. Esto será necesario porque el movimiento que vamos a realizar con los brazos será el de apoyarnos en el suelo por los codos. La manera en la que lo haremos será, primero con un brazo y acto seguido con el otro. Cuando estemos apoyados con los dos, volveremos a elevarnos a la postura inicial, primero un brazo y luego el otro.

El trabajo de hombros, core y piernas en este ejercicio es importante, y por ello lo estamos destacando a la hora de trabajar para mejorar las marcas en natación. Es importante que en el recorrido del ejercicio no doblemos la espalda ni desviemos la tensión a partes como la zona lumbar o cervical.

Con estos ejercicios nos serviremos para lanzarnos al agua en plena forma y conseguir los mejores resultados cuando nademos. Por ello es importante que seamos conscientes de la necesidad de entrenar estar partes del cuepro, pues todas ellas se verán involucradas en esta actividad.

Es cierto que los ejercicios que mostramos aquí son solo una pequeña parte de todos los existentes, pero nos servirán para saber que es necesario fortalecer sobre todo los hombros, la espalda, el core y las piernas cuando queremos practicar la natación.

Imágenes | Unsplash Video 1 | Youtube/ AnthonyMontalvan Video 2 | Youtube/ TRX Spain Video 3 | Youtube/ POwerexplosive Video 4 | Youtube/ Bowflex Video 5 | Youtube/ Instafit Oficial

En Vitónica | La piscina no solo es para el verano: todos los beneficios que te aporta practicar natación (aunque sea en la piscina cubierta)

En Vitónica | ¿La natación es realmente el ejercicio más completo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio