Compartir
Publicidad

Algunos ejemplos de antihistamínicos naturales

Algunos ejemplos de antihistamínicos naturales
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sin darnos cuenta, y aunque las temperaturas todavía no son todo lo agradables que deberían, la primavera está aquí, y es que la naturaleza se empieza a despertar poco a poco y se nota en el ambiente. Sobre todo estos cambios los notan las personas alérgicas a los diferentes tipos de polen que comienzan a circular a nuestro alrededor. Es cierto que en casos extremos la medicina es el mejor remedio, pero en casos más leves incluir a la alimentación algunos trucos puede ayudar bastante. Nosotros en esta ocasión vamos a dar algunos consejos para rodearnos de antihistamínicos naturales.

La naturaleza, como siempre, nos aportará lo mejor para hacer que nuestro cuerpo esté en perfecto estado. Nosotros simplemente lo que debemos hacer es servirnos de lo que nos ofrece y saber administrarlo de la mejor manera para que haga el efecto deseado. Por eso en esta ocasión vamos a dar algunas indicaciones sobre alimentos que nos ayudarán a mitigar los efectos que causan en nosotros el polen y otros elementos propios de la primera y que tanto pueden afectar a nuestro estado de ánimo.

El yogur, un antihistamínico completo

En primer lugar vamos a destacar como antihistamínico natural el yogur. Como todos sabemos es un alimento muy recomendable para la flora intestinal, ya que las lactobacterias que contiene son muy beneficiosas a la hora de poblar la flora y regenerarla, pero lo que no sabemos es que estos lactobacillus que contiene el yogur son igual de beneficiosos para bloquear los procesos alérgicos que se desarrollan en el organismo. Estas bacterias precisamente lo que harán será fortalecer el organismo e inmunizarlo frente a estas sustancias que pueden afectarnos sobremanera.

Vitamina C

La vitamina C es otro clásico a la hora de prevenir las alergias o de combatir los efectos que éstas tienen en el organismo. Concretamente la vitamina C es un potente antioxidante que como tal ayuda a proteger a nuestras células de los ataques que les llegan del exterior. Lo que hace este nutriente es fortalecer las células y hacer que los radicales libres apenas las afecten. Por eso la vitamina C tiene un papel importante en la prevención y disminución de la alergia, ya que conseguirá que las sustancias que nos hacen algún efecto no nos ataquen de la misma manera, pues protegerá a nuestro organismo.

Ácido graso omega-3

El ácido graso omega-3 es otro aliado a la hora de mitigar los efectos de la alergia. Por todos es sabido que este ácido graso es de gran utilidad y muy beneficioso para la salud de diferentes maneras, pero muy pocos son los que reparan en su uso antihistamínico. Hay que destacar que el omega-3 tiene una serie de propiedades antiinflamatorias muy beneficiosas para nosotros. En el caso de la alergia lo que hace es disminuir la inflamación de las vías respiratorias que en muchos casos es uno de los principales inconvenientes de este malestar.

Infusiones anti alergias

Algunas infusiones también son muy buenas a la hora de disminuir los efectos de la alergia. Sobre todo vamos a destacar el té rooibos, que contiene una serie de antioxidantes que nos ayudarán a preservar al organismo frente a los efectos de las sustancias alergénicas. El té verdees otro muy recomendable cuando queremos disminuir los efectos de la alergia. Concretamente este último lo que hará será disminuir la inflamación de las vías respiratorias mejorando los efectos de la alergia y haciendo que sus síntomas se noten mucho menos. Además, su alto contenido en antioxidantes tendrá el mismo efecto que el rooibos.

Imagen | Open.edu

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio