Compartir
Publicidad

Ampollas, un enemigo de los deportistas en verano

Ampollas, un enemigo de los deportistas en verano
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gran mayoría de las personas que practica carrera suele padecer un malestar que todos queremos evitar a toda costa por lo que representa a la hora de hacer este ejercicio, y es el dolor que nos provoca. Estamos hablando de las ampollas, un malestar cutáneo que suele aparecer sobre todo en verano a causa del calor y de la dilatación que experimentan algunas partes del cuerpo. Por ello queremos hacernos eco de algunos consejos para evitarlas.

Las ampollas se producen al acumularse líquidos en una zona que a fuerza del roce se ha “quemado”. Esta zona nos dolerá, impidiendo en muchos casos seguir con la actividad física. Por ello es necesario que evitemos los rozamientos intensos de cualquier parte del cuerpo con una prenda. Por ejemplo, el calzado suele ser una fuente de ampollas, para evitar esto debemos comprarnos zapatillas de nuestra talla, ni más grandes ni más pequeñas, pues ambas nos pueden causar molestias. Lo mismo sucede al elegir ropa con costuras que nos produzcan rozaduras, ya que éstas pueden deparar en ampollas.

El exceso de calor es otro de los factores que interviene a la hora de que se desarrollen ampollas, por ello es importante, sobre todo en los meses que más calienta, utilizar zapatillas con ventilación en las que el aire circule con total libertad. Por ello os recomendamos tener un par de zapatillas y un equipo de ropa especial para el verano y el invierno, ya que en cada momento el cuerpo tiene una serie de necesidades que hay que respetar para no hacernos daño. Es recomendable que todos estos conjuntos los usemos antes de salir a practicar deporte, ya que cuando están nuevos, en concreto las zapatillas, su rigidez es mayor y el riesgo de hacernos ampollas aumenta.

La hidratación de la piel es una buena manera de evitar la aparición de las ampollas, ya que su textura será más suave evitando así el exceso de rozaduras en una parte, y facilitando el deslizamiento de las diferentes prendas y zapatillas. Otra medida de protección es utilizar siempre un calcetín a la hora de ponernos zapatillas y evitar posibles rozaduras. Es importante que si nos hacemos una ampolla mantengamos esta zona bien limpia y no la reventemos ni cortemos la piel con tijeras, ya que podemos causarnos una infección y aumentar así el daño que nos causa la propia ampolla. Por ello es importante que mantengamos una serie de conductas encaminadas a prevenir su aparición a la hora de hacer deporte.

Imagen | Daniel Morris

En Vitonica | Sencillos pasos para evitar las ampollas enlos pies
En Vitonica | Prueba tus botas antes de hacer una ruta de senderismo
En Vitonica | ¿Qué talla de zapatillas elegir?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio