Compartir
Publicidad

Callos en la mano del deportista, consejos para acabar con ellos

Callos en la mano del deportista, consejos para acabar con ellos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de levantar pesas siempre utilizamos nuestras manos para realizar el ejercicio, ya que son la herramienta para conseguirlo. Cada uno de nosotros suele usar un tipo de guante o de almohadillas para contrarrestar los efectos de la fricción de los hierros con las manos, pero a pesar de esto la gran mayoría de nosotros suele desarrollar callosidades en las manos. Por eso en este post nos queremos detener en algunos trucos para acabar con ellos de la mejor manera posible.

Es cierto que los callos no son molestos en las manos, pero sí que son algo antiestético que afea esta parte de nuestro cuerpo, y además consigue que tengamos un tacto áspero. Muchas veces las callosidades son tan fuertes que de nada sirve hidratar correctamente, sino que hay que eliminar esas células muertas que se han acumulado en las manos. Normalmente suelen ser las palmas quienes lo padecen.

La importancia de la prevención

En primer lugar la prevención es fundamental, pues el uso de unos buenos guantes nos ayudará a evitar que aparezcan en gran parte los callos. Debemos tener presente que los guantes deben ser los apropiados para la actividad que vallamos a realizar, ya que no es lo mismo levantar pesas que andar en bici, pues en cada caso el refuerzo para evitar la fricción va colocado en un lado o en otro. A pesar de todo, a veces no es suficiente, por lo que las callosidades tienden a aparecer.

Guante

Limarlos para eliminarlos

Para eliminarlas una vez que han aparecido debemos sumergir las manos en agua templada con un poco de vinagre de manzana en el caso de tener callos muy duros. En este caso mantendremos las manos un rato en remojo. Después lo que haremos será pasar una piedra lijadora para eliminar las pieles muertas que se han ahuecado por la acción del agua. Una vez nos hayamos asegurado de quitar todas las pieles muertas, limpiaremos las manos con agua y les aplicaremos crema calmante e hidratante para dejar la zona en perfecto estado.

Trucos caseros para evitar los callos

Para conseguir un buen mantenimiento y así evitar la aparición de callos, podemos aplicar algunos trucos que nos ayudarán a conseguir unas manos perfectas y suaves. Aplicar aspirina con zumo de limón y algo de agua nos ayudará a eliminar los callos. Para ello crearemos una pasta triturando todo que colocaremos sobre los callos y cubriremos con un plástico sobre el que colocaremos un paño caliente durante unos 20 minutos para reblandecer los callos y hacer que desaparezcan poco a poco.

Usar el ácido cítrico del limón como mantenimiento para acabar con los callos es también una buena alternativa, simplemente hay que aplicarlo sobre las durezas y dejarlo que actúe. Lo mismo podemos hacer con un diente de ajo machacado y mezclado con un poco de aceite de oliva. Lo colocaremos sobre los callos y dejaremos actuar toda la noche cubriendo las manos con un guante. Estos remedios nos ayudarán a conseguir unas manos suaves y bonitas.

Imagen | IstockPhoto Imagen 2 | IstockPhoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio