Compartir
Publicidad

Cuidar la piel de la contaminación

Cuidar la piel de la contaminación
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos días la contaminación es un tema recurrente debido al aumento de la contaminación en la atmósfera a causa de las condiciones climatológicas y del exceso de emisiones. Esto es sabido que nos afecta directamente y que puede poner en peligro nuestra salud. Nosotros en este post nos vamos a detener en los efectos que la polución tiene en nuestra piel y en cómo podemos hacer para protegernos.

Es cierto que los días en los que la contaminación es elevada no es recomendable practicar deporte al aire libre a no ser que sea en zonas verdes o bosques urbanos, pero no solo a nivel respiratorio es nefasto para nosotros el exceso de contaminación, sino que además es muy malo para el perfecto estado de la piel, ya que la contaminación hace que ésta se ensucie sobremanera y los poros se obstruyan, evitando su correcta oxigenación y salud.

Efectos de la contaminación

Los principales efectos de la contaminación en la piel es la suciedad, que acabará desencadenando una deshidratación mayor, sequedad, irritación y menos luminosidad, además de dar un aspecto de piel más envejecida y ajada. Por ello es importante combatir estos efectos con cuidados adecuados para la piel, especialmente en estos momentos en los que los niveles de contaminación son altos y el riesgo aumenta.

Mantener la piel limpia

En primer lugar es fundamental** mantener la piel limpia de impurezas** derivadas de la contaminación. Para ello es necesario limpiar la piel dos veces, por la noche y por la mañana. La limpieza de la noche debe ser más intensa que la de la mañana, ya que en la de la noche eliminaremos toda la suciedad acumulada a lo largo de la jornada, mientras que en la de la mañana limpiares lo que se produzca por la noche, que es mucho menos.

De este modo lo que conseguiremos será eliminar las células muertas y evitar que el poro se obstruya. Esto nos ayudará, no solo a eliminar la suciedad, sino que permitirá una mejor oxigenación de la piel, mejorando la circulación sanguínea y la regeneración celular, así como la correcta hidratación de las diferentes partes que la componen. Para ello es necesario utilizar jabones adecuados así como cremas hidratantes que nos permitan no solo mantener la piel perfecta, sino que la protejan del exterior, del frío y la contaminación.

Exfoliación

También es muy recomendable que por lo menos una vez a la semana realicemos una exfoliación. Se trata de una limpieza más en profundidad que debemos realizar una vez a la semana y con la que conseguiremos eliminar las capas de piel muerta y suciedad más externa para activar la regeneración de la piel. Este proceso lo debemos llevar a cabo por la noche, pues la piel tiende a debilitarse y es mejor no exponerla demasiado.

A pesar de todo es necesario que tengamos en cuenta que la limpieza es fundamental para frenar el daño que la contaminación puede causar a nuestra piel. Por ello es importante la constancia y utilizar productos adecuados y a poder ser naturales para evitar dañar la piel y a la vez nutrirla.

Imagen | vancanjay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio