Compartir
Publicidad

Día Mundial del Corazón: pequeños cambios pueden hacer la diferencia

Día Mundial del Corazón: pequeños cambios pueden hacer la diferencia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy 29 de setiembre se celebra el Día Mundial del Corazón que pretende concienciar acerca del gran impacto que las enfermedades cardiovasculares tienen en la población actual y que podemos prevenir con buenos hábitos, de hecho, aun pequeños cambios pueden hacer la diferencia.

Enfermedades cardiovasculares

Hoy en día constituyen la primer causa de muerte a nivel mundial y se cobran 17 millones de vidas al año, cifra que podría ascender a los 23 millones para el año 2030 si no actuamos al respecto.

Y dado que muchos factores de riesgo son modificables con buenos hábitos, es momento de comenzar actuar conociendo y controlando nuestra presión arterial, nuestros colesterol y glucosa en sangre, el peso corporal y si es posible, la grasa en el cuerpo.

Para ello, podemos ajustarnos a las nuevas recomendaciones de la OMS de reducir a un 5% de las calorías totales el consumo de azúcares, y a las nuevas Guías Alimentarias Norteamericanas que aunque ya no fijan límites para el colesterol, recomiendan limitar y/o evitar el consumo de grasas trans en nuestra dieta.

Infografia

Pequeños cambios pueden hacer la diferencia

Aunque pensamos que un gran cambio de hábitos siempre es la mejor opción, esto es muy difícil de lograr, mientras que podemos implementar pequeñas modificaciones en nuestro estilo de vida y será suficiente para comenzar a hacer una diferencia.

Por ejemplo, podemos reducir la cantidad de alimentos procesados que consumimos, reemplazar alimentos ricos en grasas trans por otros con grasas de mejor calidad, sustituir dulces por frutas frescas, uvas pasas o frutos secos tostados, utilizar reemplazos saludables para consumir menos sodio, beber más agua y consumir más alimentos frescos pueden ser pequeños pasos para dar un cambio a nuestra dieta.

Por otro lado, podemos comenzar a reemplazar el uso de transporte público o del coche por una bicicleta, o bien, caminar unas cuadras más estacionando el vehículo antes de llegar a destino.

También podemos descender antes del elevador y subir algunos escalones, sacar a pasear el perro, jugar con los peques de la familia y demás acciones que volverán tu vida más activa y colaborarán con un estilo de vida más cardiosaludable.

Por supuesto, moderar la ingesta de alcohol o dejar de fumar también serían cambios importantes a considerar para reducir los factores de riesgo cardiovascular y así, prevenir enfermedades que afectan el sistema vascular y el corazón propiamente dicho.

Tú también puedes lograr una diferencia y no necesitas un gran cambio: ¡comienza con pequeños pasos y lograrás buenos resultados!

Más información en | Fundación Española del Corazón y World Heart Federation

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio