Compartir
Publicidad

Las cerezas, el aliado perfecto para mantener la tensión a raya

Las cerezas, el aliado perfecto para mantener la tensión a raya
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya estamos en temporada de frutas de verano, y las cerezas son unas de las que no debemos perder de vista, ya que tienen un sin fin de beneficios para nuestra salud. Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, las frutas de temporada son muy buenas y debemos aprovechar su época para beneficiarnos de sus propiedades. Las cerezas son uno de esos frutos, y es que nos ayudarán a mantener nuestra tensión arterial a raya, siendo uno de los mejores aliados contra la hipertensión.

Las cerezas son un tipo de fruta muy apreciado por su sabor dulce y su color rojo, tan llamativo a la vista, que las convierte en un manjar para todos nosotros. Pero no solo se trata de un manjar sensitivo, sino que además es un alimento nutritivo que nos brinda una serie de componentes beneficiosos como el ácido fólico, infinidad de antioxidantes y minerales como el potasio, importantes a la hora de conseguir una tensión arterial perfecta.

Si por algo destacan las cerezas es por su alto contenido en antioxidantes, Concretamente los culpables de su fuerte color rojo, y de su sabor dulce son estos antioxidantes, entre los que se encuentran los flavonoides, la idolamina o la antiocianina entre otros… Estas sustancias son las encargadas de evitar el envejecimiento prematuro de nuestro cuerpo, y proteger nuestras células de los ataques provenientes de los radicales libres, que hacen que nuestro cuerpo envejezca antes.

Pero no solo esto, las cerezas son una fruta que además contiene ácido fólico, un tipo de vitamina que el organismo necesita para funcionar correctamente. Sobre todo en el caso de las embarazadas, el ácido fólico es necesario para conseguir un perfecto desarrollo del feto dentro del vientre materno. Junto a esto hay que destacar los minerales que nos aporta, entre los que vamos a reseñar el potasio, que las cerezas contienen en grandes cantidades y que nos permite tener un buen estado muscular general, y así evitar la fatiga o la falta de respuesta muscular a la hora de hacer ejercicio. A esto debemos añadir las pocas calorías que contiene esta fruta y las altas cantidades de fibra.

La suma de estos beneficios nutricionales es lo que hace que las cerezas sean un alimento a tener en cuenta a la hora de prevenir la hipertensión o de controlarla. En primer lugar destacaremos la importancia que el potasio tiene en nuestra presión arterial, ya que la regula y controla. Lo mismo sucede con el ácido fólico y con los antioxidantes, que nos ayudan a que el organismo funciones mucho mejor y lleve a cabo sus funciones de la mejor manera posible.

Por este motivo vamos a recomendar la ingesta de cerezas a diario. Con un puñado es suficiente si lo que queremos es mantener una perfecta salud general en lo que a circulación sanguínea se refiere. Aunque las cerezas nos ayudarán también en otros aspectos como el buen funcionamiento cerebral y muscular del organismo.

Imagen | (Lolita) • 8

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio