Compartir
Publicidad
Los remedios más raros para dejar el tabaco: ¿funcionan o no funcionan?
Prevención

Los remedios más raros para dejar el tabaco: ¿funcionan o no funcionan?

Publicidad
Publicidad

Dejar de fumar es un reto para muchas personas que, en muchos casos, sienten que les falta la motivación o la fuerza de voluntad. O que pueden sucumbir al "mono". Existen en el mercado numerosas técnicas y herramientas que prometen ayudar en esta tarea y facilitarnos el no caer en la tentación.

En otras ocasiones hemos hablado de el nivel de éxito que pueden tener técnicas como la hipnosis, o el uso de parches o chicles de nicotina a la hora de ayudarnos a dejar de fumar. Pero en el mercado podemos encontrar cachivaches un poco más llamativos, extravagantes o curiosos. Repasamos algunos de ellos y si realmente funcionan.

Pulseras para dejar de fumar

Algunas de las pulseras que aseguran ayudarnos a dejar de fumar son la pulsera AcuOne o la pulsera Pavlov. Ambas aseguran ser capaces de darnos el empujoncito que necesitamos para dejar de fumar, pero funcionan de manera distinta.

AcuOne

Esta pulsera, asegura ser una pulsera de electroacupuntura. Existen dos modelos de la pulsera, y ambos tienen una banda de electroacupuntura que, presuntamente, estimula los puntos corporales relacionados con la sensación de querer comer o la de querer fumar. Sí, porque es una pulsera muy completa y no solo nos ayuda a dejar de fumar, sino que también nos ayuda a adelgazar. Ríete de la Power Balance.

Bracelets Acuone

La idea de la pulsera es que, cada vez que sintamos ganas de fumar - o de comer, AcuOne no discrimina - podamos iniciar una sesión de dos minutos de electroacupuntura, reduciendo las ganas de fumar sin efectos secundarios.

La pulsera se puede comprar en la web del fabricamente por unos 69,90 euros. Aunque podemos encontrarlas en Groupon por 29 módicos euros.

En general, no está científicamente comprobado que ni siquiera la electroacupuntura, realizada en un centro, con profesionales que colocan las agujas en el sitio correcto y que provocan la cantidad exacta de electricidad, funcione para dejar de fumar. Imaginemos la utilidad que puede tener, por lo tanto, una pulsera que te colocas tú mismo en la muñeca, con la que, probablemente, nunca des el impulso eléctrico en el mismo sitio.

Veredicto: 70 euros que nos podemos ahorrar.

Pavlok

En el caso de la pulsera Pavlok no se basa en electroacupuntura, sino en descargas eléctricas y recibe su nombre de Ivan Pavlov, por supuesto.

Básicamente, la idea es que sustituye a la goma elástica con la que te golpeas en la muñeca para quitarte un mal vicio. Su funcionamiento se basa en que, cada vez que queramos fumar o encendamos un cigarro, nos inflijamos una descarga eléctrica a nosotros mismos para auto-castigarnos. Se trata, por tanto, de una terapia de aversión.

Se puede variar la intensidad de la descarga y la duración de esta. La pulsera se puede comprar en la página web por 229 dolares, unos 194 euros. Dejar de fumar es cada vez más barato.

Pavlok Habit Breaking Device 1

La realidad es que, igual que con la acupuntura, no ha sido científicamente comprobada la efectividad de las terapias aversivas para dejar de fumar. Y, en cualquier caso, deberían ser realizadas de manera controlada por un profesional. Dejar de darnos las descargas o ponernos la más floja y corta es casi más tentador que seguir fumando.

Por supuesto, no hay ningún estudio que valide la utilidad de esta pulsera. Bueno, sí. Hay uno, realizado en ocho personas y financiado - wait for it - por Pavlok, la compañía creadora de la pulsera.

Veredicto: si queréis probar con una terapia aversiva, probad con la goma elástica en la muñeca. Es 193 euros más barato.

Pendientes

Para completar todos los accesorios posibles, además de pulseras, también existen pendientes que nos ayudan a dejar de fumar. Entre ellas nos encontramos el imán anti tabaco.

Imán

La funcionalidad de este aparatito se basa en la magnoterapia. La idea es colocar dos imanes, de manera contrapuesta en puntos estratégicos de nuestras orejas.

Presuntamente, estos imanes activan un proceso fisiológico, gracias a magnetismo, y, básicamente, nos quitan las ganas de fumar. Fácil y sencillo. Como cosa de magia. Los podemos encontrar en Amazon por 1,24 euros.

Veredicto: la parte mala es que, en las propias páginas donde venden los pendientes, o donde hablan de las bondades de la magnetoterapia, ya advierten que no está científicamente comprobada su utilidad. La parte buena es que, en Amazon, puedes comprarte los anillos con magnetoterapia y así ya tienes el conjunto.

Juguetes varios

Y digo varios, porque en esta categoría podemos encontrar desde el famosísimo Spinner, hasta los típicos muñecos de compresión, que lo mismo sirven para tratar el TDAH que para ayudarnos a dejar de fumar. O al menos eso es lo que dicen los vendedores de Amazon.

Spinner

Fidget Spinner 2377408 1920

La idea de este aparato es que permite centrar la atención de quien lo utiliza en dicho juguete, manteniendo una estimulación constante, lo que podría a ayudarles a reducir sus niveles de ansiedad. Además, en lo que se refiere a dejar de fumar, la idea es que, básicamente, permite tener en la mano algo que no sea un cigarro.

La realidad es que no hay evidencias de que utilizar el spinner pueda ayudarnos a dejar de fumar. Es más, algunas investigaciones indican que tampoco ayudarían a mantener la atención ni a mejorar el TDAH.

Veredicto: como juguete seguro que es divertido. Para dejar de fumar no lo recomendaría.

Muñecos de compresión

Con una sencilla búsqueda en Amazon podemos encontrarlos en forma de ballena, de sandía, de balón de fútbol o de helado y, entre sus propiedades, además de la conocida anti-estrés, los vendedores aseguran que esta la de ayudarnos a dejar de fumar.

En teoría, el apretar la pelota o juguete nos ayudaría a liberar tensión, ejercitando los músculos de las manos, ayudando a que se relajen, además de ayudarnos a concentrarnos en otra cosa que no sea lo que nos causa tensión -en el caso de dejar de fumar, sería el deseo de fumar-.

La realidad es que algunas investigaciones han encontrado que no parece haber ninguna evidencia de que utilizar una pelota anti-estrés nos ayude a estar menos estresados.

En cualquier caso, es posible que el uso de la pelota anti-estrés pueda ayudar al realizar técnicas como la relajación progresiva de Jacobson, ya que uno de los ejercicios es apretar el puño y luego soltarlo. El problema es que, para conseguir una relajación completa, se deben realizar ejercicios con todos los grupos musculares, no solo con las manos, por lo que la pelota anti-estrés resulta un recurso algo limitado.

Veredicto: puede que, en momentos concretos, nos ayude a liberar algo de tensión, pero no va a ayudarnos a dejar de fumar. Aunque su precio es bastante más bajo que el de otras herramientas y, puestos a comprar alguna de ellas, resulta más asumible.

Si lo que realmente queremos es dejar de fumar y no nos vemos capaces de hacerlo solos, lo mejor que podemos hacer es acudir al médico, a que nos pueda indicar cuáles son nuestras opciones. En algunos casos, acudir a terapia o grupos de apoyo puede ayudar.

Imágenes | AcuOne, Pavlok, Pixabay
En Vitónica | Esto es todo lo que ocurre en tu cuerpo cuando dejas de fumar
En Vitónica | Los factores que hacen que vuelvas a fumar: conócelos para poder evitarlos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos