Compartir
Publicidad
Publicidad

Motivos por los que engordamos al dejar de fumar

Motivos por los que engordamos al dejar de fumar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De sobra son conocidos por todos los perjuicios que el tabaco tiene para nuestra salud y la conveniencia de dejar un hábito nocivo para todo el organismo en general. Por esto cada vez son más las personas que dejan de fumar, pero en casi todos prevalece un miedo enorme a engordar al dejar el cigarrillo, y es que casi todos piensan que dejar de fumar hace que aumentemos nuestro peso. Es importante por esto que sepamos las causas de ese aumento de peso.

Es cierto que por norma general la gente que deja de fumar suele aumentar de peso, pero también gana en salud. Aunque no debemos alarmarnos, ya que esa subida de peso es momentánea, pues el cuerpo vuelve a recuperarse de forma rápida y adoptar su estado habitual mejorando en salud.

Debemos tener en cuenta que el tabaco está compuesto en gran parte de nicotina. Esta sustancia hace que el metabolismo se acelere y tengamos menos apetito, lo que nos lleva a no comer tanto y encima quemar mucho más rápido la energía. El efecto de la nicotina es el de acelerar la circulación sanguínea además de otros que son más perjudiciales para el organismo, lo que nos lleva a tener un metabolismo más rápido, que al abandonar el hábito se normalizará.

Al dejar de fumar experimentamos un proceso se ansiedad llamado síndrome de abstinencia. Este proceso lo que hace es aumentar nuestro apetito, llevándonos a comer más cantidad de alimentos con el consiguiente aumento de peso. Pero este paso solamente es transitorio, ya que dura lo que dura el periodo de ansiedad derivado de la falta de nicotina. A pesar de todo es importante decantarnos por productos como la fruta y los vegetales para comer entre horas y así evitar una gran subida de peso.

Normalmente el tabaco lo que hace es alterar el gusto y el olfato, lo que nos lleva a perder el apetito poco a poco. Al dejar de fumar lo que experimentamos es una vuelta a la normalidad de estos sentidos, lo que nos lleva a apreciar aún más los sabores de los alimentos, despertando así nuestro apetito. Es como si volviéramos a descubrir los alimentos, y por ellos comemos más. Pero esto dura hasta que nos acostumbramos de nuevo a los olores y los sabores.

Pero ante todo lo que nos lleva a engordar cuando dejamos de fumar es la ansiedad y el estado de estrés que experimentamos. Según este sentimos la necesidad de tener algo siempre en la boca que sustituya al tabaco, por ello es importante que sepamos elegir el tipo de alimento que vamos a utilizar. Los caramelos y chicles sin azúcar son una buena opción. A pesar de todo no debemos descuidar el tipo de alimentación que vamos a seguir, por ello tenemos que elegir siempre la comida más baja en grasa y calorías para no ganar demasiados kilos al ingerir más alimentos.

A la hora de dejar de fumar nuestro cuerpo además experimenta una mejoría a todos los niveles, pero sobre todo desde el punto de vista respiratorio, por ello es necesario que nos centremos más en la práctica deportiva para evitar el hambre y quemar así parte de las calorías extra que ingerimos a través de los alimentos, además de mejorar sustancialmente nuestra salud.

Imagen | orleil

En Vitonica | Soluciones para acabar con el aumento de peso al dejar de fumar En Vitonica | Leche y fruta para dejar de fumar En Vitonica | Alimentos para dejar el tabaco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos