Compartir
Publicidad

La OMS considera como una nueva enfermedad de salud mental al "desorden de los videojuegos"

La OMS considera como una nueva enfermedad de salud mental al "desorden de los videojuegos"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El uso abusivo de videojuegos ya sea en línea o sin conexión a Internet ha demostrado tener consecuencias en la vida de los usuarios, entre otras cosas porque crea una relación de dependencia y puede afectar el comportamiento. Sin embargo, hasta el momento dicha condición no se consideraba una adicción o una patología, pero el día de ayer la OMS publicó su 11ª edición de su Clasificación Internacional de Enfermedades en la cual incluye el desorden de los videoejuegos como una nueva enfermedad de salud mental.

El "desorden de los videojuegos"

Aunque el DSM o Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales aun no considera a esta condición como una enfermedad, sí ha mencionado recientemente que el "Trastorno de Internet" requiere de más investigación y experiencia clínica para incluirse como una patología formal.

Y ahora la OMS pasa a considerar el desorden de los videojuegos como una enfermedad más, describiendo la misma como un patrón de comportamiento de juego recurrente o persistente caracterizado por:

  • Deficiente control sobre el juego o falta de control en cuanto la frecuencia, duración, intensidad, inicio o terminación del mismo.
  • Prioridad aumentada de los videojuegos por sobre otros intereses de la vida o por sobre actividades diarias
  • Continuación o aumento del juego aun cuando se presentan consecuencias negativas por su práctica, es decir, aun cuando su consumo podría conllevar un bajo rendimiento académico o laboral, o una reducción considerable en las horas de sueño.

Esta última característica es fundamental ya que implica que el desorden de los videojuegos constituye un patrón de comportamiento que puede deteriorar áreas de funcionamiento personal, familiar, social, ocupacional, educativo u otras, pero aún así la actividad se desarrolla y el comportamiento no se detiene sino que va en aumento.

Como podemos ver, el desorden de los videojuegos tiene mucho en común con otras adicciones, sólo que no se trata de una adicción a una droga o sustancia sino más bien a un comportamiento cuya presencia puede alterar y dañar la vida de las personas.

Aunque el trastorno ya se había incluido en el borrador de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS, recientemente es oficial la presentación del desorden o trastorno de los videojuegos como una enfermedad más que requiere de atención médica y que debemos prevenir, sobre todo en niños y adolescentes cada vez más expuestos a los juegos digitales.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio