Compartir
Publicidad

Así funciona la relación de dependencia que establecen los jóvenes con sus móviles

Así funciona la relación de dependencia que establecen los jóvenes con sus móviles
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El uso de smartphones se ha extendido en los últimos años a medida que su funcionalidad se ha incrementado, tal es así que nuevos problemas han surgido del uso incorrecto o abuso de los mismos; siendo los jóvenes los que establecen más frecuentemente una relación de dependencia con los móviles.

La relación de dependencia con la tecnología

Si bien con las tecnologías del momento y la amplia funcionalidad de los móviles podemos obtener grandes beneficios al momento de adelgazar, entrenar o cuidar la salud en muchos otros aspectos, un estudio reciente publicado en la revista Adicciones señala que más del 50% de los jóvenes encuestados (la mayoría residentes en España o de habla hispana) presentan problemas relacionados con su uso, así como también se encuentra un uso problemático de videojuegos, Internet, mensajería instantánea y redes sociales.

La mayor parte de los problemas constituyen síntomas de mal funcionamiento de la corteza prefrontal de nuestro cerebro tales como: estrés, incapacidad de planificación, de autoconciencia y de control del comportamiento, según ha identificado dicho estudio.

De allí surge la pregunta, ¿se puede hablar de "adicción" al móvil? ¿es una conducta adictiva la que ocasiona todos los problemas antes mencionados?

Movil

Aunque no han faltado profesionales que hasta el momento mencionan como adicción la relación de dependencia que establecen los jóvenes con el móvil e incluso se han desarrollado terapias para desengancharnos del móvil, la definición de adicción incluye un patrón problemático de consumo, la presencia de abstinencia ante la ausencia de la sustancia o elemento adictivo y tolerancia creciente.

Hasta el momento no se puede hablar de adicción al móvil, pues no se considera como una enfermedad hasta el momento ni hay estudios que avalen dicha definición

Es decir, el estudio que citamos en un comienzo mostraría un patrón problemático de consumo, sin embargo, no se ha constatado la abstinencia ni la necesidad cada día superior de usar el móvil porque la tolerancia de los jóvenes iría en aumento con el tiempo de uso.

Por lo tanto, hasta el momento no podemos hablar de adicción al móvil aunque el primer rasgo que define a las mismas ha sido constatado y la relación de dependencia que establecen los jóvenes con estos dispositivos pueden ser causantes de muchos problemas mentales que deberíamos considerar, no se ha incluido la "adicción al móvil" a la Clasificación Internacional de Enfermedades a diferencia de lo que ocurre con la adicción a los videojuegos.

Por lo tanto, una relación de dependencia con el móvil o un abuso de este dispositivo puede generar algunos problemas que no debemos dejar de considerar, sin embargo, aun no es correcto hablar de adiccion al móvil.

Imagen | Pexels

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio