Compartir
Publicidad

Los padres expuestos al frío previo a la concepción, reducen el riesgo de obesidad en sus hijos

Los padres expuestos al frío previo a la concepción, reducen el riesgo de obesidad en sus hijos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que el frío se asocia a menor riesgo de sobrepeso y obesidad, pues al parecer las bajas temperaturas estimulan la formación de grasa marrón o beige que es metabólicamente más activa y nos permite quemar adipocitos con facilidad. Así, una investigación reciente señala que los padres expuestos al frío previo a la concepción, reducen el riesgo de obesidad de sus hijos.

Padres con mayor exposición al frío y menos riesgo de obesidad en sus hijos

El estudio publicado hace sólo unos días atrás en Nature Medicine encontró una relación entre las personas concebidas en meses fríos y menos índice de masa corporal. Buscando la respuesta a esta asociación se estudiaron ratones que fueron sometidos a pareamiento: mientras algunos de los progenitores se mantuvieron a temperatura moderada (23°C) otros fueron expuestos al frío (8°C).

Los resultados señalan que las crías de los machos expuestos al frío previo a la concepción tenían mayor proporción de grasa marrón o tejido adiposo pardo en su organismo, es decir, que poseían mayores proporciones de esta grasa que se quema con facilidad y que por ello, protege ante el exceso de peso y las enfermedades metabólicas asociadas.

De hecho, se analizó la descendencia y los espermatozoides de los roedores machos expuestos al frío y se comprobó que la menor temperatura ambiental induce cambios en el ADN que son los que posteriormente benefician a la descendencia, permitiéndoles tener mayor cantidad de tejido adiposo marrón y así, ser más resistentes al sobrepeso y la obesidad ante condiciones como por ejemplo, el sedentarismo o una dieta hipercalórica.

La menor temperatura ambiental durante la concepción o previo a ello en los padres, puede ser clave para proteger ante la obesidad en los hijos

Las madres o las hembras de roedores expuestas al frío no modificaron en absoluto la genética de la descendencia de allí que la menor temperatura ambiental durante la concepción o previo a ello en los padres, puede ser clave para proteger ante la obesidad en los hijos.

Otros factores que pueden favorecer la formación de grasa marrón son la realización de ejercicio físico regular y la presencia de estrés en el cuerpo.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos