Publicidad

Recomendaciones para evitart el golpe de calor en verano

Recomendaciones para evitart el golpe de calor en verano
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Con la llegada del calor y sus efectos es necesario tener presentes una serie de recomendaciones para evitar que nuestro organismo se vea afectado por las altas temperaturas y los estragos que ellas pueden causar en nuestro organismo. Para ello en Vitónica queremos dar algunos consejos a tener en cuenta cuando el sol aprieta al máximo.

En verano los riesgos de deshidratación, golpes de calor… aumentan enormemente y por ello es necesario que nos cuidemos de ello. Todos estamos en peligro si no sabemos actuar y prevenir, pero existen dos grupos de habitantes que deben tener especial cuidado con las altas temperaturas, se trata de los niños y acianos, a los que el calor afecta mucho más.

Cuidar la hidratación es fundamental

En primer lugar la hidratación es fundamental. Mantener los niveles de líquidos del cuerpo es esencial para poder sobrellevar el calor. Es necesario que consumamos más de dos litros diarios, pero debemos hacerlo poco a poco, es decir, no hay que esperar a tener sed, ya que son los primeros síntomas de deshidratación. Lo ideal es beber poco a poco durante toda la jornada para así conseguir unos niveles óptimos.

Evitar estar al sol en las horas más calurosas es fundamental para mantener alejados los golpes de calor. Realizar actividades al aire libre por la mañana o al atardecer, evitando los mediodías es esencial. Lo mismo sucede si practicamos deporte, pues es necesario que evitemos la actividad en las horas que más calienta, pues la pérdida de líquidos es mayor, y corremos un mayor riesgo de padecer un golpe de calor.

Ingerir abundantes frutas que nos aporten vitaminas además de líquidos es esencial. Por ello recomendamos desde Vitónica dos frutas en especial por su alto contenido en líquidos, la sandía y el melón, que además nos ayudarán a dotar al organismo de minerales y vitaminas necesarias para mantener los niveles de electrolitos en perfecto estado a pesar de que la sudoración corporal aumenta y se pierden más a través de éste.

Si vamos a estar en la calle en las horas de máximo calor y no podemos evitarlo lo que haremos será cubrirnos la cabeza con un gorro o un pañuelo para evitar la incidencia directa del sol. Permanecer en la sombra o en lugares frescos como piscinas, playa o parques nos ayudarán a evitar aumentar la temperatura corporal y correr el riesgo de sufrir un golpe de calor.

Imagen | kirikiri

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir