Publicidad

Reflujo y acidez en Navidad. Algunos consejos para que no aparezca

Reflujo y acidez en Navidad. Algunos consejos para que no aparezca
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Navidad es sinónimo de alegría y compartir con la familia y los seres queridos. Pero también puede ser sinónimo de excesos alimentarios y de las consecuencias que pueden traer para nuestro organismo. Uno de ellos es la acidez de estómago o reflujo, un síntoma inconfundible de una mala digestión. Por ello en Vitónica queremos dar algunos puntos clave para evitarla y saber cómo ponerle fin si aparece. Cuidar la alimentación es siempre algo que debemos tener en cuenta, incluso en Navidad. Por ello en este post vamos a dar algunas claves. No significa que no podamos disfrutar de los manjares de estas fiestas, sino que hay que hacerlo de la mejor manera posible y sabiendo seleccionar en cada momento lo más aconsejable y beneficioso para el organismo.

Factores que provocan la acidez

En primer lugar es necesario determinar los factores que producen la acidez, la alimentación tiene un papel importante. Realizar comidas con alto contenido graso suele ser la principal razón de este sucedo. Por ejemplo, alimentos como el chocolate, pescados grasos, carnes grasas, picante, menta, cebolla cruda, bebidas con cafeína, el alcohol, el vinagre… Son los principales causantes de este efecto en nuestro estómago. Por ello es mejor evitar este tipo de sustancias en estas fechas.

A esto hay que sumar el uso de algunos medicamentos como la aspirina, el ibuprofeno son muy irritantes para el estómago. A esto hay que sumarle el uso de tisanas digestivas a base de menta, que en contra de lo que pensamos, su efecto puede ser el reflujo, ya que la menta relaja el esfínter, pudiendo aparecer el reflujo.

103801538

Medidas para evitar la acidez

Si aparece es necesario que llevemos a cabo una serie de medidas. Para empezar hay que dejar de tomar este tipo de alimentos y podemos echar mano de la manzanilla, que tomada en infusión nos ayudará a mejorar la digestión y a relajarnos. Esto hará que evitemos la posibilidad de tener reflujo, además de mejorar nuestro estado general al perder los nervios que a veces son causantes de esta acidez. Lo mismo sucede con el regaliz, ya que mejora la actividad estomacal, pero no podemos abusar de él porque puede subirnos la tensión.

El uso de bicarbonato sódico es algo muy habitual para mejorar la digestión, ya que regula el ph del estómago ayudando a evitar el exceso de jugos gástricos. El aloe vera también puede ser otro remedio que nos ayudará a mejorar la digestión, así como el jengibre…

Pero también podemos seguir algunos gestos como relajarnos y evitar las tensiones nerviosas que nos dificultan las digestiones. Evitar acostarnos justo después de comer, pues estar tumbados ralentiza el proceso digestivo. Evitar abusar del alcohol y de los líquidos durante la comida, ya que disminuyen la secreción de jugos gástricos, haciendo que el proceso digestivo se ralentice pudiendo aparecer la acidez. Por ello es necesario que tengamos esto en cuenta para mejorar nuestro estado general, sobre todo en esta época del año.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir