Compartir
Publicidad
Publicidad

Sencillos indicadores de adicción al ejercicio

Sencillos indicadores de adicción al ejercicio
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Cada vez son más las personas que, por una u otra razón, se obsesionan con el gimnasio hasta volverse adictos al entrenamiento y no poder parar de ejercitarse ni un día. Ésto es lo que se llama una adicción al ejercicio.

Como todos sabemos, aunque ejercitarse es muy bueno para la salud, hacerlo en exceso y en condiciones inadecuadas, puede provocar el efecto contrario en el organismo. Entonces, si percibes algunos de los siguientes indicadores de adicción al ejercicio, es necesario que frenes y pienses que todo lo que quieres lograr con salud no requiere de un entrenamiento excesivo.

¿Eres un adicto a los ejercicios?

  • Si tienes problemas para dormirte o permaneces dormido, una de las causas puede ser el exceso de ejercicio que te quita el sueño. En cambio, practicar niveles saludables de ejercicio le ayudará a dormir bien y sin interrupciones.
  • Si tu frecuencia cardíaca es elevada, incluso en las primeras horas del día, puede deberse al sobreentrenamiento. Tomar el pulso periódicamente es un buen recurso para saber si eres adicto a los ejercicios y éste elevado nivel de estrés de la actividad, en lugar de ayudar a su corazón, lo está perjudicando.
  • Si te sientes mal un día que no vas al gimnasio, ésto puede deberse a ese deseo constante de entrenar y además puede aparecer un sentimiento de culpa por no entrenar que puede llevar a otro tipo de obsesiones, por ejemplo, asociadas a la alimentación.
  • Si sientes que los entrenamientos son cada vez más intensos y difíciles, pero no ha variado significativamente lo que realizas, es porque necesitas descanso y un tiempo suficiente para recuperarte. No le estas permitiendo a tu cuerpo recobrar fuerzas entre un entrenamiento y otro.
  • Si tienes resfríos reiterados o padeces uno desde hace mucho tiempo y no desaparece, puede estar indicando exceso de ejercicio, ya que la actividad física moderada refuerza el sistema inmunológico, pero quienes se esclavizan en el gimnasio y se obsesionan con el entrenamiento, sufren el efecto contrario.


Éstos sencillos indicadores de adicción al ejercicio, nos muestran claramente cómo algo tan bueno para el organismo como la actividad física, puede resultar nocivo si abusamos de ésta o la realizamos sin respetar las condiciones adecuadas.

Recuerda que si no descansas lo suficiente, ni te alimentes lo adecuado, nunca tu cuerpo podrá disfrutar de lo que el ejercicio aporta, ya que no tendrá tiempo para sufrir una adaptación positiva que beneficie la salud, sino todo lo contrario, terminará estresado.

Vía | Shine
En Vitóncia | Sobreentrenamiento: qué es y sus causas
En Vitóncia | Test para saber si estas sobreentrenando
Imagen | Mrsmas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos