Compartir
Publicidad

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo? (y VI)

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo? (y VI)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos dejado una serie de post para aquellos sedentarios que quieren empezar de cero a cuidar su salud, por eso, si ya has logrado dar tus primeros pasos en una vida activa y alejarte del sillón, hoy te aconsejamos complementar tu actividad con otros comportamientos saludables.

Complementa la actividad con otros comportamientos saludables

Sin duda al haber acabado con el sedentarismo has logrado muchos beneficios para tu salud, pues a mayor tiempo sentado más riesgos para el organismo. Pero además, podemos sumar otros comportamientos saludables que harán de tu actividad un arma más potente para mejorar la calidad de vida.

Sea cual sea tu objetivo, debes saber que la actividad física siempre es beneficiosa si se practica con regularidad y a intensidad moderada, pero sus ventajas pueden ampliarse si acompañamos la misma de otros hábitos saludables, como por ejemplo, llevar una dieta equilibrada, descansar lo suficiente y decirle adiós a hábitos tóxicos.

Llevar una dieta variada y equilibrada, en la cual no falten líquidos y alimentos de todos los grupos puede ser de gran ayuda para rendir más en tu entrenamiento y además, puede ayudarte a alcanzar más rápido el objetivo planteado.

sedentarismo6.2

Por otro lado, abusar de alimentos grasos, ricos en azúcares y en sodio, en nada favorecerán nuestra recuperación y rendimiento, sino todo lo contrario. Por ello, escoge alimentos sanos y consume con moderación siempre, aun cuando se trate de una ensalada.

Asimismo, el descanso es fundamental para complementar la actividad y poder ver los resultados de ésta. Por eso, además de ser aconsejable dormir entre 6 y 8 horas cada día, es importante respetar los períodos de descanso tras el entrenamiento, sobre todo, si recién comienzas a ejercitarte.

Es decir, tras un día de entrenamiento, lo recomendable es descansar un día después para promover una buena recuperación y reducir el riesgo de sentirnos agotados en nuestros inicios, sensación que no ayudará a sostener la práctica en el tiempo.

Por último, el estilo de vida más sano te ayudará, pero al mismo tiempo se beneficiará si logras despedirte de hábitos tóxicos. Es por eso que es el momento ideal para abandonar poco a poco el tabaco y moderar la ingesta de alcohol, pues no sólo entorpecerán el entrenamiento y sus resultados sino que, a largo plazo, perjudicarán tu salud a pesar de haberte alejado del sedentarismo.

Entonces, recuerda que nuestro organismo es afectado por diferentes aspectos y que si bien haber dejado el sedentarismo es un gran avance para nuestra salud, complementar la actividad con otros comportamientos saludables puede sumar beneficios y ayudarnos a transformar verdaderamente el estilo de vida.

Imagen | Thinksotck

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio