Publicidad

¿Es el vapeo peligroso? Esto es lo que nos dice la ciencia, por ahora
Prevención

¿Es el vapeo peligroso? Esto es lo que nos dice la ciencia, por ahora

Publicidad

Publicidad

"Vapear" está de moda, pero no en el buen sentido. En los últimos meses son más y más los casos de jóvenes y adultos afectados por algún problema relacionado con los cigarrillos electrónicos.

¿Casualidad o exceso de atención? ¿Tal vez exista un componente nocivo tras esta práctica? La ciencia todavía no lo tiene claro, pero hay muchos científicos preocupados por la normalización de una práctica en la que sí se han detectado problemas de salud importantes.

La nueva y misteriosa "enfermedad del vapeo"

En Estados Unidos, el mundo del vaping está patas arriba. Con varias decenas de muertes y centenas de afectados, las autoridades estadounidenses comenzaban a poner barreras a la venta de estos elementos recientemente. ¿Hay razones para ello? Lo cierto es que ya hay varios menores por todo el mundo, incluyendo en España, afectados de una manera u otra por el vapeo. Esto es grave porque no existe todavía una legislación contundente ante esta práctica. Hablando en plata, es mucho más difícil para un menor tomar alcohol que vapear.

A raíz de todos estos problemas, ya hay expertos que han detectado una "misteriosa" enfermedad del vapeo. Esta solo tiene un punto en común: el deterioro pulmonar y el acto de usar un cigarrillo electrónico. Según el CDC americano, tras estos dispositivos podrían encontrarse una serie de sustancias tóxicas producidas el propio proceso de vapeo.

Photo 1522741070277 B1b2ba3a7bd3

Más importante aún, parece el hecho de que el 71% de los afectados analizados por los estudios del CDC había usado el vapeador para consumir cannabis o derivados. Pero no solo estos mostraron un componente tóxico, sino también otros productos usados para vapear sin estas sustancias. En estos se encontraron lesiones pulmonares no relacionadas con ninguna otra enfermedad. Eso sí, en una cantidad mucho menor. Esto pone las cosas mucho más complicadas: ¿es el hecho de vapear en sí mismo malo? ¿Lo es dependiendo de qué producto se consuma?

Para los expertos en tabaquismo españoles la cuestión está muy clara: vapear no es bueno. Es más, es muy malo. Entre los peligros, además de los directos, está el hecho de incentivar el consumo de tabaco, irónicamente. Sin embargo, la ciencia todavía no lo tiene claro. Los metaanalisis indican un mismo resultado: todavía es pronto para emitir un veredicto.

¿Vapear sirve para dejar de fumar?

Una de las razones que aducen los "vapeadores" es que el uso de estos dispositivos les ayuda a dejar de fumar. Sin embargo, las pruebas no están claras. Aunque existen revisiones que indican que las personas que utilizan este sistema como un método para dejar de fumar, a largo plazo tienen ligeramente más éxito, lo cierto es que no existen evidencias que lo confirmen a corto y medio plazo.

Pero esto, probablemente, se debe a lo novedoso de la cuestión. En realidad, cada vez hay más estudios que apuntan a una ligera mejoría entre la población que trata de dejar el tabaco y se da al vapeo. Eso sí, los resultados indican que esto ocurre con las personas bajo entornos y consejos controlados.

Si lo comparamos con otros sistemas para dejar de fumar, el vapeo, no obstante, se queda bastante corto en sus ratios de éxito frente a algunos medicamentos. No obstante, al final lo que cuenta es la voluntad de la persona a la hora de dejar de fumar y superar la dependencia fisiológica que crea la nicotina. Aún así, la cuestión sigue abierta.

Un estudio dice que no son un peligro cardiovascular

Mientras siguen surgiendo noticias sobre el peligro que tiene vapear, los estudios sobre esta práctica continúan desarrollándose sin descanso, probablemente, a la luz de la "moda" vigente. Uno de los más recientes ha contrastado una de las afirmaciones realizadas hasta la fecha: que el vapeo es malo para el corazón. Según este último estudio, no lo es.

Photo 1529919502417 Feac1ae03f20

Es más, el estudio indica que el sistema vascular sufre una mejora considerable en aquellas personas que pasan de fumar a vapear. Este estudio, apodado VESUVIUS, está realizado por la University's School of Medicine de Dundee, y ha llevado dos años, siendo actualmente el estudio más largo y grande realizado en la investigación de los efectos comparados del tabaco con los cigarrillos electrónicos.

Como vemos, la cuestión no está nada clara. Por el momento, el principio de precaución parece dirigir los esfuerzos de algunas entidades. En otros casos, la investigación continúa y las dudas siguen siendo palpables y lógicas. Nos encontramos en el mismísimo filo de la evidencia científica sobre los cigarrillos electrónicos y solo el tiempo nos permitirá sacar una conclusión al respecto.

En Vitónica | Vapear no es fumar, pero también puede tener consecuencias para la salud

Imágenes | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir