Compartir
Publicidad
Garbanzos con maíz salteado. Receta saludable
Recetas Saludables

Garbanzos con maíz salteado. Receta saludable

Publicidad
Publicidad

Puesto que el maldito veroño sigue presente y todavía no nos ha abrazo el fresco otoñal de verdad, sigo preparando en casa platos de entretiempo. A medio camino entre las ensaladas y las recetas más contundentes, los salteados o platos templados siempre vienen bien para esta época. Estos garbanzos con maíz salteado se pueden tomar recién hechos o reposados en frío, así que no viene mal tener sobras en la nevera.

En mi casa mi madre me tenía que separar una porción de ensalada porque siempre odié el maíz de lata que tanto gustaba a los demás. Pero cuando me encontré con unas mazorcas frescas cocinadas a la brasa, mi opinión sobre este vegetal camió radicalmente. Animáos a comprar maíz dulce en crudo para prepararlo en casa, es mucho más sabroso y evitaréis las marcas que a veces añaden azúcar o exceso de sal.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Mazorca de maíz en crudo 2
  • Garbanzos cocidos 400 g
  • Cebolla morada 1
  • Tomates 2
  • Guindilla fresca o chile rojo (opcional) 1
  • Dientes de ajo 1
  • Perejil fresco o cilantro al gusto
  • Limón pequeño o lima 1
  • Aceite de oliva virgen extra 30 ml
  • Pimienta negra
  • Sal

Cómo hacer garbanzos con maíz salteado

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Empezar retirando los filamentos y las hojas de las mazorcas, lavándolas después con suavidad. Poner a calentar abundante agua ligeramente salada e introducir las mazorcas cuando esté hirviendo. Cocer durante unos 15-20 minutos, o hasta que se puedan atravesar sin problemas con un cuchillo. Mejor no pasarnos de cocción.

Sacar y escurrir. Cuando no estén muy calientes, extraer los granos de maíz con cuidado de no romperlos mucho. Yo no tengo mucha paciencia y me apaño haciendo cortes longitudinales con un buen cuchillo, casi al filo del tronco central.

Picar el diente de ajo, cortar en juliana fina la cebolla y picar en cubos pequeños los tomates, extrayendo las semillas si lo preferimos. Picar también la guindilla, en caso de usarla, y lavar y picar un manojo de perejil o cilantro. Dejar a remojo la cebolla con agua muy fría, casi helada, para que pierda fuerza.

Calentar un poco de aceite en una sartén amplia y dorar ligeramente el ajo picado, cuidando que no se queme. Añadir el maíz, salpimentar y saltear a fuego medio hasta que tenga un bonito color dorado, casi tostado. Echar los garbanzos escurridos y saltear todo junto unos pocos minutos.

Combinar con la cebolla, el tomate, la guindilla, el perejil, el aceite de oliva y el zumo de medio limón o de la lima. Corregir de sal y dar otro golpe de pimienta.

Maiz con Garbanzos. Pasos

Con qué acompañar los garbanzos con maíz salteado

Esta receta de garbanzos con maíz se puede tomar como plato único en un almuerzo sencillo o como primer plato de un menú más grande, adaptando las raciones de servir. También se puede convertir en un plato más completo añadiendo arroz, quinoa o algún otro cereal, un aguacate o boniato asado. Otra alternativa es servirlo como guarnición de carne o pescado.

En Vitónica | Tortitas de calabaza y avena. Receta saludable
En Vitónica | Pollo al ras el hanout con cuscús, maíz y guisantes. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio