Publicidad

Corredor novato: tres preguntas que tienes que hacerte al empezar a correr

Corredor novato: tres preguntas que tienes que hacerte al empezar a correr
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Empezar en el mundo del running es toda una incógnita, hay muchas preguntas que hacerse y casi todos los corredores novatos suelen tener las mismas dudas: desde cuánto tiempo correr los primeros días hasta qué ropa ponerse para salir. Vamos a dar un repaso a las tres preguntas que debe hacerse un corredor novato para responderlas de forma adecuada y concisa.

¿Cuánto tiempo salgo a correr?

Esto va a depender de la condición física de cada persona. Si hace años que no hago ejercicio y de repente salgo 30 minutos a correr, lo más seguro es que al día siguiente no me pueda ni mover. Durante los primeros días con correr en torno a diez o quince minutos estaremos listos, y es ideal ir alternando períodos de carrera con caminatas para hacer este comienzo de forma más progresiva.

Si estoy acostumbrado a hacer otros deportes y considero que estoy en forma, correr entre veinte y treinta minutos estará bien para comenzar. Después, podemos ir subiendo uno o dos minutos cada entrenamiento, siempre de forma progresiva y si notamos que acabamos con buenas sensaciones, sin mucha sensación de cansancio.

¿Qué me pongo para salir a correr?

En un principio no hace falta un equipamiento muy específico. Con unas zapatillas de running y ropa de deporte cómoda será suficiente. Eso sí, si tenemos pensado hacer del running nuestro deporte, vale la pena invertir algo de dinero en un equipamiento más óptimo que nos durará tiempo.

Como fundamental, os recomendamos una camiseta técnica, un tejido diferente al algodón, ya que este absorbe mucho el sudor y la camiseta acabará pesando mucho. Para invierno unas mallas y un cortavientos también nos puede venir muy bien, al igual que que un gorro y braga para el cuello.

¿Salgo a correr todos los días?

Aunque en los inicios nos sobra la motivación y muchos pensáis en salir a diario a correr: no cometáis este error. Al principio nos sentiremos con fuerzas y estaremos encantados con correr a diario pero es necesario recordar que nuestro cuerpo no está acostumbrado a ese esfuerzo y será más vulnerable a las lesiones.

Lo ideal es salir correr un día y descansar al día siguiente, alternando un día de carrera y un día de descanso, y no correr más de tres días a la semana si somos novatos. Eso sí, podemos hacer un día de descanso activo, saliendo a andar en lugar de a correr, así calmaremos las ganas de salir a diario y no nos castigaremos tanto.

Este artículo fue originalmente publicado por Juan Lara en enero de 2014 y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir