Compartir
Publicidad
Eyaculación retardada o aneyaculación: causas, diagnóstico y tratamiento
Sexualidad

Eyaculación retardada o aneyaculación: causas, diagnóstico y tratamiento

Publicidad
Publicidad

Todo lo que rodea y se relaciona con la sexualidad todavía sigue siendo algo de lo que no se habla en exceso. Especialmente, cuando se trata de trastornos o enfermedades que afectan a esta área de nuestra vida. Entre estos trastornos de los que habitualmente no se habla se encuentra la aneyaculación o eyaculación retardada.

En ocasiones, los hombres afectados pueden no saber qué es lo que les está pasando o no reconocer los síntomas debido a la excasa información existente. Por ello, es importante que se ofrezca la informacin necesaria. Desde Vitónica os contamos de qué se trata la aneyaculación, cuáles son los síntomas y el tratamiento que suele ser necesario.

Qué es la aneyaculación

Se considera aneyaculación o eyaculación retardada a un trastorno de la sexualidad que implica que los hombres necesiten un tiempo excesivo de estimulación sexual para conseguir eyacular y, por tanto, llegar al orgasmo. De hecho, en algunos casos no solo necesitan mucho tiempo para conseguir eyacular sino que no consiguen hacerlo por completo.

Algunos hombres pueden padecer eyaculación retardada en momentos puntuales de su vida, sin que suponga un problema. Sin embargo, si se trata de una situación que se da de manera continuada - o que provoque malestar y estrés al hombre afectado - se considera un trastorno y es importante que el paciente acuda al médico de manera que pueda recibir el tratamiento adecuado. Esta situación puede darse de manera temporal o de forma continuada a lo largo de toda la vida, motivo por el que es importante recibir tratamiento.

Becca Tapert 357529 Unsplash

Síntomas de la aneyaculación

El principal síntoma de este trastorno es el hecho de necesitar 30 minutos - y en algunos casos incluso más - de estimulación sexual para conseguir eyacular y tener un orgasmo. En casos más graves, los hombres podrían no conseguir eyacular en ningún momento, independientemente del tiempo de estimulación sexual que se lleve a cabo.

En cualquier caso, también se considera que se padece eyaculación tardía si el tiempo necesario para eyacular provoca malestar, angustía o estrés al hombre - incluso cuando sea menor de 30 minutos -. También cuando, de manera habitual, se tiene que parar la relación sexual por irritación, cansancio e, incluso, por haber llegado a perder la erección.

Causas de la eyaculación retardada

Existen varios motivos diferentes que pueden estar provocando la aneyaculación. Normalmente, las causas pueden ser psicológicas, físicas o debidas a consumo de medicamentos o sustancias.

Fernando Cferdo 627207 Unsplash

Causas psicológicas

Entre las causas psicológicas que podrían estar provocando la aneyaculación se encuentran la depresión, problemas de ansiedad - no relacionados con la eyaculación -, problemas de ansiedad relacionados con la eyaculación y el desempeño sexual, estrés, problemas en la pareja, baja autoestima o imagen corporal negativa, desinformación sexual, mitos relacionados con la sexualidad o tabúes tanto culturales como religiosos.

Causas físicas

Las causas físicas pueden variar. Entre ellas se encuentran algún tipo de anomalía congénita del aparato reproductor masculino, infecciones, lesión de los nervios pélvicos, cirugía de la próstata, deficiencias hormonales, algún tipo de enfermedad neurológica, o eyaculación retrógrada -en este caso el semén vuelve hacía atrás en vez de ser expulsado -.

Influencia de medicamentos y sustancias

El uso de algunos antidepresivos, algunos tipos de diuréticos, ciertos medicamentos antipsicóticos y anticonvulsivos, algunos medicamentos para la presión arterial y, sobre todo, el consumo de alcohol - cuánto más excesivo peor - pueden ser algunas de las causas que provoquen la eyaculación retardada.

Rawpixel 1116860 Unsplash

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de este trastorno puede resultar bastante sencillo y, en ocasiones, basta con una simple exploración física y la historia clínica del paciente. En cualquier caso, es posible que el médico también solicite un análisis de sangre y un análisis de orina para poder hacer un estudio más completo.

En cuanto al tratamiento, dependerá de las causas que estén provocando el trastorno. En el caso de que la causa sea algo físico es posible que el tratamiento pase por el consumo de medicamentos. También pueden hacer cambios en la medicación que estés tomando si está es la causa de la aneyaculación. En el caso de que se deba a motivos psicológicos se aconsejará la terapia psicológica de forma individual o en pareja. En cualquier caso, el médico debe valorar tu caso particular para conocer las causas concretas y será quien recomiende el tratamiento más efectivo.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio