Compartir
Publicidad
Siete formas efectivas de deshacerte del estrés en tu día a día
Wellness

Siete formas efectivas de deshacerte del estrés en tu día a día

Publicidad
Publicidad

Según la RAE el estrés es "la tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves". El estrés viene acompañado, de numerosos síntomas, como los pensamientos negativos de impotencia o desesperación, o síntomas físicos como malestar estomacal, contracturas, hipertensión y cansancio entre otros.

En los últimos años ha aumentado considerablemente la incidencia de casos de estrés en la población mundial. Las obligaciones y cargas diarias, especialmente las laborales, pueden llevarnos a sentirnos sobrepasados por lo que, en ocasiones, necesitamos hacer uso de algunas técnicas para rebajar nuestros niveles de estrés y poder sobrellevar lo mejor posible lo que la OMS define ya como una epidemia mundial.

Besar a tu pareja

Cómo lo lees, si tienes pareja, aumentar la frecuencia con la que os besáis puede ayudaros a reducir el estrés además de tener otros beneficios para nuestra salud. Un reciente estudio ha encontrado, además, que el simple hecho de recibir un mensaje de texto de nuestras parejas, podría también ayudar a reducir el estrés.

En resumen, querernos y demostrárnoslo nos puede ayudar a sentirnos mejor y menos estresados.

Hacer ejercicio

Este es el consejo principal que podríais esperar de nosotros, pero no lo decimos por decir: el ejercicio físico es una de las recomendaciones que hace la American Psichological Association para reducir los niveles de estrés, reducir la depresión y mejorar la función cognitiva. El ejercicio aeróbico desde moderado a intenso puede ayudar a reducir el estrés. Otros ejercicios, como el Yoga, que ayudan a mejorar la respiración, pueden ayudar también a reducir el estrés.

Escuchar música

Escuchar música puede ayudarnos a relajarnos y parece que es especialmente efectivo si la escuchamos en presencia de otras personas o cuando la escuchamos en solitario con el propósito concreto de relajarnos. Esta actividad puede reducir el estrés y atenuar la secreción de cortisol salival.

Adoptar una mascota

Según algunos estudios, tener una mascota puede ayudar a aumentar los niveles de oxitocina y reducir la presión cardiovascular. Jugar con nuestras mascotas, acariciarlas o sacarlas a pasear podría, aparentemente, rebajar nuestros niveles de estrés.

Photo 1511632765486 A01980e01a18

Apoyarnos en nuestros familiares y amigos

Tener un círculo social en el que podamos apoyarnos puede ayudar a reducir los niveles de estrés. Conectar con ellos, mantener una charla con amigos, o pasar momentos agradables con nuestros seres queridos nos puede ayudar a sentirnos mejor y a relajarnos. Lo ideal, aunque nuestras agendas sean cada vez más apretadas, es encontrar un hueco para poder pasar tiempo con quienes nos quieren y apoyan.

Ordenar

Las personas que describen su hogar como "desordenado" tienen mayores niveles de estrés, según algunos estudios. Por esto, organizarnos, dedicar cierto tiempo a ordenar nuestra casa, organizar nuestro escritorio o terminar las tareas del hogar que tenemos pendientes podría ayudarnos a percibir nuestra casa como un lugar más apacible y restaurador, lo que nos ayudará a mejorar nuestros niveles de estrés.

Utilizar técnicas de relajación y aprender a respirar

Las técnicas de relajación como la relajación muscular progresiva de Jacobson son unas de las técnicas más recomendadas por los psicólogos para aprender a manejar el estrés y la ansiedad. Estas técnicas nos ayudarán a reconocer cuando nuestro cuerpo está en tensión y poder relajarnos voluntariamente.

Por otro lado, respirar es la actividad más básica para nuestra supervivencia y parece innecesario aprender a respirar, pero la realidad es que muchos de nosotros no lo hacemos de manera adecuada. Respirar incorrectamente puede aumentar nuestros niveles de estrés y ansiedad, ya que una respiración agitada o superficial puede mandarle a nuestro cerebro y cuerpo la señal de que estamos en peligro. Por el contrario, aprender a respirar de manera correcta, nos puede ayudar a indicarle a nuestro cuerpo que estamos relajados y fuera de peligro. Para ello, la respiración diafragmática es nuestra mejor aliada.

En definitiva, hay numerosas actividades y técnicas cotidianas que podemos llevar a cabo para sentirnos mejor y no dejarnos arrastrar por las presiones diarias. Podemos llevar a cabo todas, o solo las que mejor se adapten a nosotros.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Estrés postraumático: causas, síntomas y tratamientos
En Vitónica | Así cambia tu cuerpo con el estrés prolongado: el estudio Whitehall

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos