Publicidad

Rooibos, el té africano

Rooibos, el té africano
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se le conoce como el té rojo Africano y está cada vez más de moda entre los habituales de las infusiones. El té rooibos es la nueva sensación en infusiones, y no solamente por ser una variedad diferente, sino por sus grandes beneficios para nuestra salud y por no contener estimulantes como el resto del té.

El rooibos proviene de Sudáfrica, y se le conoce como té por sus propiedades similares a las de éste, pero no es realmente un té al uso, pues no contiene teína. Proviene de un árbol que se llama camelia sinensis. Es un arbusto que crece en determinados países de clima húmedo y altas temperaturas como Sudáfrica, concretamente en la región de Cedaberg cerca del Cabo de Buena Esperanza.

El rooibos tiene numerosos beneficios para nuestro organismo. Contiene una gran cantidad de minerales como hierro, flúor, potasio, zinc, sodio, cobre, magnesio, manganeso y calcio. Estas altas dosis de flúor y calcio nos ayudan a mantener unos dientes y huesos fuertes, al igual que el potasio y el sodio que regulan los líquidos de nuestro cuerpo. Es por esto que es un buen diurético que nos ayuda en la eliminación de líquidos del cuerpo.

El hierro que nos aporta el rooibos se asimila sin problemas pues esta variedad de te tiene muy pocos taninos que dificultan la absorción de este mineral. Este elevado aporte de hierro es muy aconsejable en personas que necesitan un aporte extra o que padecen falta de glóbulos rojos. Además, el rooibos es una bebida ideal para después del ejercicio, pues nos ayuda a reponer los minerales perdidos con el sudor.

Es una bebida con un alto contenido en antioxidantes, muy útiles para combatir problemas de la piel como picores, eccemas, urticarias… Por este motivo es bueno ingerido como aplicado directamente sobre la piel o el cabello. Además, estos antioxidantes, combinados con el magnesio son un fuerte refuerzo para el sistema nervioso. Gracias a los antioxidantes reforzamos nuestras defensas y retrasamos el envejecimiento de nuestras células que se produce por las agresiones de nuestra vida cotidiana.

No hay que olvidar su alto contenido en vitamina C, que nos ayuda a reforzar las defensas de nuestro organismo y que influye directamente en la absorción y asimilación del hierro. Es por esto que al rooibos se le conoce también por su poder antihistamínico, así como calmante del asma pues contiene aspalatina y notofagina, dos flavonoides que influyen directamente en nuestro sistema respiratorio.

A todo esto hay que añadir que el rooibos no contiene estimulantes, por lo que es una bebida ideal para sentirnos relajados y cuidar nuestro cuerpo. Lo podemos encontrar en herboristerías, tiendas de infusiones o en cualquier grande superficie.

En Vitonica | Rooibos, la infusión soja de Sudáfrica
En Vitonica | Te rojo, la bebida de los emperadores
En Vitonica | Té blanco, la fuente de la eterna juventud

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir