Publicidad

Cambios drásticos del cine: Adrien Brody (IV)
Vitónica

Cambios drásticos del cine: Adrien Brody (IV)

Publicidad

Publicidad

Volvemos con nuestra serie de cambios drásticos del cine y hoy os contamos el cambio físico que experimentó el actor neoyorkino Adrien Brody, para su papel en la película "El Pianista".

Os contamos cómo el actor consiguió llevar a cabo un gran cambio físico para una película, la cual según él mismo afirma, le ascendió a la cumbre gracias a una experiencia transformadora.

Desde el momento en que Roman Polanski (director del film) le dio la noticia de que había sido elegido para protagonizar la película de "El Pianista", entre más de 1400 aspirantes, Adrien Brody tenía claro que ese papel le cambiaría la vida.

Su propósito a partir de ese momento sería encarnar a Wladyslaw Szpilman, un virtuoso músico judío, compositor y pianista, que lucha por sobrevivir a través de los horrores de la Segunda Guerra Mundial.

Curiosidades...

Además de tener que llevar a cabo una considerable pérdida de peso para encarnar al joven músico (de lo que hablaremos más tarde), Adrien Brody quiso vivir en sus propias carnes, y en la medida de lo posible, todo lo que supuso la vivencia de Wladyslaw Szpilman.

Se encerró en un mundo en el que sólo existía el piano y la soledad. Según él mismo cuenta, en una entrevista para NewYork Times, practicaba horas y horas al día, memorizando material y viendo documentales acerca de pianistas de la época.

A tanto llegó su inmersión en el papel que incluso se comenta que dejó de ver y quedar con amigos e incluso con su pareja del momento, privándose de todo lo que representaba un hogar y una "vida normal".

42466 Gd

"Me fui durante unos ocho meses -dice-, y me deshice de mi apartamento y mi teléfono celular, y vendí mi auto. Básicamente, dejé de lado todo y traté de aislarme: permanecí por mi cuenta todo el tiempo que el personaje estaba confinado o simplemente solo. Y creo que rindió frutos de una forma que las palabras no pueden describir. Fue increíblemente difícil, pero me ayudó a sentir una enorme comprensión de lo que estábamos haciendo."

Su dieta

"Logré bajar a 60 kilos, y mido 1,85. Esencialmente, lo que hice fue casi no comer"

Desde los dos meses anteriores a la grabación, el actor tuvo que comenzar con la transformación física que requería su personaje. Se comenta que consiguió adelgazar más de 15 kilos en 6 semanas.

Su dieta, como él mismo afirma, fue básicamente no comer. Se alimentaba a base de dos huevos duros y un té verde en el desayuno, un poco de pollo para la comida y algo de pescado con verduras hervidas a la hora de cenar.

Su recompensa: Oscar al mejor actor

Su evasión y perseverancia dieron sus frutos a Adrien Brody, quien consiguió alzarse con la Palma de Oro a la mejor película en el Festival de Cannes 2002, para después llevarse la estatuilla como Mejor Actor.

Considerada por muchos como la mejor película de Polanski en décadas, para Brody fue su mayor recompensa al esfuerzo: "Hacer la película me ha hecho cambiar, en el sentido de que ahora aprecio la buena fortuna que tengo, que tenemos todos aquí en los Estados Unidos. Es muy desafortunado que haya guerra, que la gente todavía pase hambre o carezca de hogar".

Aunque este no fue el último cambio físico para actor por exigencias del guión, en 2010 Adrien Brody ganó 15 kilos de masa magra para representar su papel de mercenario en la película "Predators".

Imágenes | Adrien Brody Web.Oficial

En Vitónica | Cambios drásticos del cine: Matthew McConaughey
En Vitónica | Cambios drásticos del cine: Christian Bale
En Vitónica | Cambios drásticos del cine: Robert De Niro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir