Compartir
Publicidad
Publicidad

Causas de somnolencia

Causas de somnolencia
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ritmo de vida frenético que llevamos cada día nos obliga a sacar tiempo de donde no lo hay. El sueño suele ser lo que normalmente sacrificamos, reduciendo enormemente las horas que dedicamos a nuestro descanso cotidiano. Esta suele ser la causa que normalmente achacamos a esos momentos del día en los que nos sentimos cansados y nos apetece dormir. Esto es lo que se conoce como somnolencia, que aparece en cualquier momento y sitio, por ello en Vitónica vamos a ver algunos de los motivos por los que se produce.

La somnolencia consiste en tener ganas de dormir en cualquier momento. Estas ganas de dormir se traducen en un rendimiento inferior, pesadez corporal, lentitud a la hora de actuar… No es una situación normal y no siempre se debe a una falta de horas de sueño, sino que tiene otra serie de causas. Por ejemplo las condiciones que nos rodean suelen ser en muchos casos las culpables, y es que el calor excesivo que muchas veces tenemos en invierno hace que nuestros biorritmos decaigan y con ello nuestra energía, causando en nosotros una sensación de sueño.

Normalmente la somnolencia aparece cuando el metabolismo se ralentiza, y es que hay muchas acciones cotidianas que lo hacen ir más despacio. La digestión es una de ellas, ya que cuando comemos de manera copiosa lo que sucede es que el organismo se ralentiza pues todos los esfuerzos están puestos en digerir los alimentos. Lo mismo sucede al consumir grandes cantidades de calorías o alimentos ricos en grasa. Esta ralentización del organismo producirá en nosotros un efecto de sueño que nos aparecerá después de las comidas y que diminuirá nuestro rendimiento. También la mala calidad del sueño por la noche afectará a las ganas de dormir que tendremos a lo largo del día, ya que despertarnos por la noche y dormir poco no nos permitirá descansar como queremos y nos obligará a estar mal todo el día.

Pero no todas las cusas de la somnolencia se deben a factores externos, sino que a en muchos casos se deben a desajusten internos como por ejemplo la falta de hierro en el organismo. Esta carencia lo que hará será dejar nuestra energía por los suelos, algo que nos hará tener sueño a lo largo de la jornada. Lo mismo sucede cuando tenemos problemas con el tiroides, ya que esta glándula regula la actividad metabólica. Cuando se ralentiza lo que sucede es que nuestro cuerpo va más despacio y esto se traduce en sueño y cansancio sin saber muy bien los motivos del mismo. Seguir un tratamiento médico también puede ser causa de somnolencia. Por ello si la somnolencia es algo habitual en nuestra vida es importante que acudamos al médico para saber si detrás se esconde un problema mayor.

Vía | En Buenas manos
Imagen | capn madd matt

En Vitonica | Astenia otoñal, ¿cómo superarla?
En Vitonica | Deporte y digestión, ¿son incompatibles?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos