Compartir
Publicidad

Consejos para disminuir la temperatura y poder dormir en verano

Consejos para disminuir la temperatura y poder dormir en verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que el verano no nos está dando tregua y el calor no cesa. Es cierto que nos afecta durante el día, ya que la tensión termina por los suelos y apenas tenemos energía para hacer nada. Pero el problema se agrava por la noche, pues el calor no nos deja dormir ni descansar como deberíamos. Por ello en este post queremos dar algunos consejos para poder disminuir la temperatura sin necesidad de usar aire acondicionado.

Es cierto que la solución sería el aire acondicionado, pues baja la temperatura en pocos minutos, pero además reseca el ambiente y hace que podamos desarrollar infecciones de garganta, además de otras dolencias como dolores musculares… Por ello muchas personas deciden no utilizarlo para dormir y prefieren recurrir a sencillos trucos que ayuden a disminuir la temperatura de la estancia.

Dormir en las plantas más bajas de la casa

En primer lugar vamos a tener en cuenta que si vivimos en una casa de dos plantas o con sótano, las plantas más bajas estarán mucho más frescas. Por eso es recomendable que durmamos en los meses más calurosos en las plantas más bajas o incluso en el sótano. De este modo notaremos que la temperatura baja unos grados y es más fácil reconciliar el sueño.

Pegar la cama al suelo

También las camas que están más pegadas al suelo son más frescas, por ello es bueno que dejemos de lado la comodidad y la estética y bajemos el colchón al suelo o en su caso utilicemos un sofá cama que suele estar más cercano al suelo y por lo tanto más fresco. Además debemos cuidar de que el colchón esté por la cara fresca, que es la de verano. Para ello hay que darle la vuelta.

Ventilador

Bajar la temperatura del cuerpo

Bajar la temperatura del cuerpo antes de ir a dormir es una opción a tener en cuenta. Para ello podemos darnos una ducha de agua fría que nos ayudará a relajarnos y a acostarnos frescos y de este modo poder reconciliar mejor el sueño. También podemos bajar la temperatura del cuerpo utilizando simplemente unos calcetines mojados que nos ayudarán a estar mucho más frescos en la cama. Lo mismo podemos hacer en muñecas, nuca y axilas, ya que para bajar la temperatura lo podemos hacer humedeciendo estas zonas.

Usar el ventilador

El uso del ventilador es siempre un clásico que no falla, ya que es una buena forma de disminuir la temperatura, pero para hacer que el aire que genera sea fresco lo que podemos hacer es colocar un cuenco con hielos delante. El efecto será similar al del aire acondicionado, pero sin resecar el ambiente. Si a esto le sumamos dormir sin estar tapados y en ropa interior, además de estirarnos del todo en la cama, conseguiremos una mejor relajación y dormir mucho mejor sin que el calor nos afecte.

Imagen | IstockPhoto Imagen 2 | IstockPhoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio