Déficit de vitamina D: estas son las causas más comunes y qué podemos hacer para solucionarlo
Wellness

Déficit de vitamina D: estas son las causas más comunes y qué podemos hacer para solucionarlo

HOY SE HABLA DE

La deficiencia de vitamina D se ha identificado como una anomalía metabólica/endocrina común. A pesar de las fuentes dietéticas conocidas de vitamina D y el papel de la luz solar en su producción, gran parte de la población puede tener niveles inadecuados de 25-hidroxivitamina D en suero.

La deficiencia de vitamina D puede ser causada por una variedad de condiciones que os vamos a comentar a continuación.

Existen definiciones variables de deficiencia de vitamina D, basadas en diferentes umbrales de 25-hidroxivitamina D sérica. Durante la última década, ha habido un interés excepcional de todos los sectores en relación con el papel de la vitamina D en la salud y las enfermedades humanas, y en la posibilidad de que mejorar el estado de la vitamina D traería beneficios no solo en relación con el esqueleto, sino en aquellos tejidos no esqueléticos.

Durante el mismo período de tiempo, ha habido diferencias de opinión y, en algunos casos, debates acalorados, en relación a la fuerza de la evidencia para respaldar el papel de la vitamina D en los resultados de salud no esqueléticos en particular y también en el suero 25-hidroxivitamina D, que es el indicador más apropiado del estado de la vitamina D.

Qué es la vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble que juega un papel importante en la homeostasis del calcio y el metabolismo óseo. La deficiencia de vitamina D puede provocar osteomalacia y raquitismo en niños y osteomalacia en adultos.

Fractura Hueso Osteoporosis

La fortificación de la leche con vitamina D en la década de 1930 fue efectiva para erradicar el raquitismo en el mundo. Sin embargo, la deficiencia subclínica de vitamina D sigue siendo muy frecuente tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, con una prevalencia mundial de hasta 1000 millones.

Esta deficiencia subclínica de vitamina D se asocia con osteoporosis, mayor riesgo de caídas y fracturas por fragilidad. Muchos estudios recientes contradictorios ahora muestran una asociación entre la deficiencia de vitamina D y el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades autoinmunes.

Qué significa tener deficiencia de vitamina D

La deficiencia/deficiencia de vitamina D es una clara pandemia mundial. Se describe que el 88 % de la población tiene una concentración plasmática de 25-hidroxivitamina D inferior a 30 ng/ml, el 37 % inferior a 20 ng/ml y un nivel medio del 7 % inferior a 10 ng/ml.

En España, la situación es muy similar. En mayores de 65 años se han descrito concentraciones de 25-hidroxivitamina D inferiores a 20 ng/mL en el 80-100 % de la población, y en poblaciones menores de 65 años existe un déficit de hasta el 40 % de la población hispana.

Causas de la deficiencia de vitamina D

La exposición inadecuada a la luz solar, las fuentes de alimentos inadecuadas y la malabsorción son causas comunes de una cantidad de 25-hidroxivitamina D deficiente.

Situación geográfica y exposición solar

La exposición de una persona a los rayos UV-B varía según la hora del día, la estación, la latitud, la altitud, la ropa, el uso de protector solar, la pigmentación de la piel y la edad.

Las personas que viven en latitudes superiores a los 37 grados no reciben suficientes rayos UV-B para producir vitamina D durante los meses de invierno. La edad complica aún más la exposición adecuada a la luz solar.

Un adulto mayor de 70 años necesita aproximadamente 3 veces más exposición a la luz solar para producir la misma cantidad de vitamina D que un niño. Incluso una dieta alta en alimentos ricos en vitamina D puede provocar una deficiencia. Los bebés corren el riesgo de tener deficiencia de vitamina D solo si son amamantados.

Img 0821

Malabsorción de Vitamina D

La malabsorción de vitamina D puede ser causada por trastornos que afectan el tracto gastrointestinal, incluida la enfermedad de Crohn, la enfermedad celíaca, la hepatitis crónica, la enfermedad renal crónica (ERC) con o sin diálisis, inflamación, pancreatitis crónica o cirrosis hepática primaria.

Catabolismo de Vitamina D

La enfermedad hepática , la enfermedad renal crónica y el abuso de alcohol son las causas más comunes del aumento del catabolismo de la Vitamina D. Ciertos medicamentos, como los anticonvulsivos, los glucocorticoides, los antifúngicos como el ketoconazol y la terapia antirretroviral muy potente, pueden aumentar el catabolismo de la vitamina D.

Secuestro de la Vitamina D

La vitamina D es liposoluble y existe evidencia de su secuestro por el tejido adiposo. Los investigadores midieron la 25-hidroxivitamina D sérica en 3890 participantes de tercera edad en el Framingham Heart Study sin enfermedad cardiovascular ni diabetes, encontraron una disminución en los niveles de 25-hidroxivitamina D con un IMC más alto que no podía explicarse por cambios en la actividad física o la dieta.

Por otro lado, también encontraron una relación inversa entre la 25-hidroxivitamina D y la grasa subcutánea y visceral incluso en individuos delgados. Aun así, esta área necesita más estudio para dilucidar la relación y el mecanismo.

Cómo solucionamos este problema

Antes de intentar tomar solución por nosotros mismos, esto debería consultarse con un médico que esté actualizado en el tema ya que consumir vitamina D sin ningún tipo de supervisión puede generar problemas de otras índoles.

El Instituto de Medicina recomienda 600 UI de vitamina D por día para satisfacer las necesidades de la mayoría de las personas de 1 a 70 años. Las personas mayores de 70 años pueden necesitar 800 UI por día, con una exposición solar mínima. La Endocrine Society recomienda 1500 a 2000 UI por día para adultos y 1000 UI por día para niños. Además, la vitamina D debe administrarse con calcio para mantener la salud de los huesos en personas con deficiencia.

Actualmente, no hay consenso sobre qué forma de suplemento de vitamina D es mejor. Sin embargo, un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo analizó la suplementación con vitamina D2 y vitamina D3 en 85 personas sanas durante 25 semanas a partir de fines del verano. Los investigadores encontraron que la vitamina D3 era más eficaz que la vitamina D2 para mantener los niveles séricos de 25-hidroxivitamina D durante los meses de otoño e invierno. También encontraron niveles séricos relativamente bajos de 25-hidroxivitamina D en el grupo de suplementos de vitamina D2. Una sola dosis de 50 000 UI de D2 o D3 produce un aumento similar en la 25-hidroxivitamina D total, pero la D3 tiene una vida media más prolongada.

En Vitónica | Nueve alimentos que nos aportan vitamina D y cómo incluirlos en nuestra alimentación

En Vitónica | La importancia de la densidad ósea: así puedes cuidar la salud de tus huesos

Imágenes | iStock

Temas
Inicio