Compartir
Publicidad

El estado de ánimo, estrechamente ligado a nuestro rendimiento

El estado de ánimo, estrechamente ligado a nuestro rendimiento
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En infinidad de ocasiones hemos visto como el deporte y el buen estado de ánimo están unidos, y es que como ya sabemos la gran mayoría de nosotros, mediante la práctica de ejercicio generamos una hormona conocida como endorfinas, que es la culpable de darnos un estado de felicidad y ánimo que nos hace ver las cosas de diferente manera. Por eso después de entrenar nos encontramos siempre más felices y contentos, pero en lo que no reparamos es en la importancia que tiene acudir con predisposición a entrenar para rendir más.

Muchas personas después de una jornada intensa de trabajo en la que el estrés y las prisas son las dominantes, tienen el estado de ánimo por los suelos, algo que hace que sus energías estén en mínimos. Este estado de ánimo tiene mucho que ver con cómo nos vamos a presentar a la hora de realizar una actividad deportiva, ya que aunque nos alimentemos bien y estemos preparados físicamente, si mentalmente no lo estamos no podremos afrontar una rutina de entrenamiento de forma satisfactoria.

A pesar de lo que muchos pensamos, el estado de ánimo influye más de lo creemos en nuestra predisposición para el ejercicio. Acudir faltos de ganas o tristes al gimnasio no es nada bueno, aunque pensemos que haciendo ejercicio nos animaremos. Es cierto que algo más positivos y alegres saldremos, pero los resultados que vamos a obtener con el entrenamiento si acudimos faltos de ánimo no van a ser del todo buenos, ya que en un principio funcionaremos mucho más lentos, sin apenas energía y sin ganas de hacer ningún ejercicio.

Es cierto que la sugestión es esencial en nuestra vida, y lo mismo sucede en el deporte, ya que debemos creernos los más fuertes y los mejores para poder rendir más. Acudir a entrenar con un pensamiento positivo nos ayudará a sacar energías de donde no las hay, ya que si por el contrario pensamos que no podemos hacer algo concreto, que no podemos levantar un peso o alcanzar una meta, nunca lo conseguiremos. Todos estamos de acuerdo en que es importante tener una musculatura potente, pero si a esta musculatura no le añadimos ánimo, no conseguiremos seguir avanzando.

El pensamiento tiene un efecto inmediato en nuestra respuesta física, y por ello tener una buena predisposición frente al ejercicio nos ayudará a rendir mucho más, ya que el efecto de un estado de ánimo bueno es sentirnos rebosantes de energía y buenas vibraciones para realizar una actividad deportiva concreta.

Imagen | heraldpost

En Vitonica | El estado de ánimo puede afectar a la salud del corazón En Vitonica | La importancia de una sonrisa en nuestro estado de ánimo En Vitonica | Alimentos que pueden hacerte más feliz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos