Compartir
Publicidad

No tienes que renunciar al ejercicio en vacaciones

No tienes que renunciar al ejercicio en vacaciones
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En verano es habitual tomarse un tiempo de relax para disfrutar al máximo y desconectar de la rutina. Es posible que en tu programa de entrenamiento esté incluido un tiempo de descanso, que es necesario y saludable. No obstante, para aquellos que quieran continuar entrenando no es necesario renunciar al ejercicio físico en vacaciones, solo hay que buscar la forma de incluirlo.

Que quede claro que tampoco hay que obsesionarse, y que parar el entrenamiento un par de semanas (o un mes) no va a ser ningún bache que luego no podamos superar. Lo que quiero es que las vacaciones no sean una excusa para renunciar al ejercicio físico, aunque es saludable tomarlo con más calma y canalizarlo en forma de ocio.

Si bien el verano es una época ideal para comenzar a hacer ejercicio, debido al buen tiempo y a que suele ser época de vacaciones, con lo que disponemos de más tiempo libre, también es posible que en vacaciones nos desplacemos lejos de nuestro gimnasio o polideportivo habitual, con lo que no podemos acceder a ese tipo de entrenamiento.

Habrá quien no pueda parar ni un segundo su rutina de entrenamiento, y en vacaciones entrenará con la misma intensidad que el resto del año, respetando los necesarios días de descanso para que el cuerpo pueda recuperarse y fortalecerse. Para el resto de los mortales a los que las vacaciones les haga más difícil el continuar con su ritmo de entrenamiento, existen alternativas para seguir entrenando en vacaciones. Aquí unos ejemplos:

  • Natación, tanto en la playa como en la piscina. Y no solo nadar porque sí, sino todo tipo de juegos acuáticos con los amigos como otro tipo de actividades (hidropedales, paseos en kayak, barca...) que sirvan para hacer ejercicio a la vez que se disfruta del paisaje marino o de río.
  • Deportes de verano: windsurf, kitesurf, voley playa, fútbol playa... cualquier ejercicio que se pueda realizar aprovechando la playa y el mar.
  • En el caso de la piscina, existe la opción de realizar ejercicios para mantenerse en forma, tanto dentro de la piscina como usando el borde de la misma.
  • Rutinas de entrenamiento en casa: En Vitonica existen diferentes artículos proponiendo ejercicios para realizar en casa, ya sea con mancuernas, o bien programas de abdominales, ejercicios de piernas, brazos...
  • Paseos en bicicleta, una forma muy divertida de realizar ejercicio cardiovascular.
  • Patinar, otra forma de disfrutar del paseo marítimo o zonas especialmente habilitadas para ello.
  • Ejercicio en parques para adultos, donde poder seguir entrenando utilizando como carga el propio peso corporal. Incluso es frecuente que en muchas playas haya este tipo de instalaciones. Terminar una sesión de entrenamiento con un baño en el mar es algo impagable ¿lo habéis probado?

En definintiva, lo que quiero expresar es que el hecho de estar lejos de nuestro gimnasio, pista de pádel, polideportivo, o lugar habitual en el que realicemos el ejercicio físico no tiene por qué significar que estemos inactivos. Hay muchas maneras de hacer ejercicio, y 150 minutos de ejercicio a la semana son suficientes para mantener un buen estado de salud.

Buscar alternativas para seguir realizando ejercicio en las vacaciones es una forma de mantener no solo el trabajo físico que hemos realizado el resto del año sino para seguir manteniendo un buen estado de salud a la vez que disfrutamos de nuestro tiempo libre.

En Vitonica | Ir al gimnasio en verano es un placer En Vitonica | Cuerpo a punto para el verano

Imagen | Dimitry Kichenko

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio