Este es el dinero que los países podrían ahorrarse en gasto sanitario si promocionasen un estilo de vida saludable

Este es el dinero que los países podrían ahorrarse en gasto sanitario si promocionasen un estilo de vida saludable
Sin comentarios

¿Cuánto dinero supone para los países que las personas enfermen? ¿Cuántas vidas y millones de dólares se podrían ahorrar con una buena política de promoción de salud? Una publicación reciente en la prestigiosa revista de salud pública The Lancet tiene cifras concretas para esas preguntas, y son aplastantes, pero en este momento los países miran para otro lado. .

Tú me das uno y yo te doy siete, suena bien ¿no?

Towfiqu Barbhuiya Jpqyfk7gb4w Unsplash

El sedentarismo enferma y mata. La inactividad física es la verdadera pandemia mundial que lleva golpeando a nuestra salud y a las arcas públicas desde hace muchas décadas. Nuestro estilo de vida ha pasado de ser activo durante la mayor parte del día, a tener abundancia sin necesidad de movernos.

Si queremos comer vamos del sofá a la nevera. Si nos faltan alimentos no tenemos ni que ir al supermercado porque podemos pedirlo online y lo traen a casa. Los trabajos han pasado a ser en gran parte sedentarios. El estrés y ajetreo diario no nos permiten siquiera desconectar de esa vorágine e ir a pasear a un parque o la naturaleza.

Nos hemos acostumbrados al palo y la zanahoria

Konstantin Evdokimov Uuyktnqkn9c Unsplash

Cuando a nivel político se busca modificar un comportamiento se utiliza la ancestral técnica de refuerzo positivo o negativo. No llevar el cinturón del coche aumenta drásticamente el riesgo de morir en un accidente, pero lo que realmente nos hace ponérnoslo es que si nos pillan sin él son tres puntos del carné y 200 euros.

Con la salud suele pasar un poco lo mismo: no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Sin embargo, aquí no hay multas ni políticas que premien un estilo de vida saludable. De hecho los gimnasios y centros deportivos tienen un IVA de lujo del 21%, el mismo que los refrescos azucarados.

¿Agenda 2030 para los sistemas sanitarios públicos como el de España?

Micheile Dot Com Sot4 Mzhyhe Unsplash

Todas las alarmas están encendidas porque consumimos los recursos naturales cada vez más rápido. Este 2022 ya habíamos agotado los recursos naturales disponibles de todo el año el 28 de julio. Desde entonces vivimos en números rojos y en deuda con el planeta.

Con el gasto sanitario ocurre lo mismo porque cada vez vivimos más, pero los últimos años necesitamos cada vez más fármacos y asistencia sanitaria. La obesidad infantil, la diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares y una larga lista de enfermedades son un problema de salud y de economía.

Cada año se estima que la inactividad física supone un gasto de 47.600 millones de dólares a nivel global. Enfermedades como la demencia suponen más de 10 mil millones de dólares al año, y aunque no se puede erradicar por completo, sí se puede prevenir y reducir con las estrategias adecuadas.

"Salvar vidas, gastar menos"

Towfiqu Barbhuiya Mp8weeaecyi Unsplash

La Organización Mundial de la Salud ya hace años que mostró que los países podrían salvar millones de vidas y ahorrar miles de millones de dólares con políticas de prevención de enfermedades no transmisibles. Por cada dólar invertido en mejorar el estilo de vida se podría obtener un retorno de hasta siete dólares, tanto en salud como en productividad laboral.

Cualquier inversor (y no inversor) se da cuenta que ese ahorro en vidas y dinero es una maniobra que no tiene duda: hay que invertir. A día de hoy eso no ocurre y seguimos gastando dinero en tiritas en lugar de evitar que las personas se corten. Quizá en el futuro haya que hacerlo porque, como ya ocurre con el planeta, no hacerlo a tiempo puede ser irreversible.

En Vitónica | Estas son las preocupantes predicciones para el 2060 del Colegio Americano de Cardiología: más enfermos y menos calidad de vida

Imágenes | Unsplash

Temas
Inicio