Publicidad

Reírnos para conseguir un vientre plano y tonificado

Reírnos para conseguir un vientre plano y tonificado
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A veces no reparamos en situaciones cotidianas y le buscamos los cinco pies al gato a la hora de ejercitar nuestro cuerpo, cuando realmente muchas de las cosas que hacemos diariamente pueden contribuir a mejorar nuestro físico.

Este es el caso de la risa. Aparentemente reírnos no representa nada a nivel corporal, pero realmente la risa puede darnos más satisfacciones de las que pensamos, y es que es una buena manera de mantener un vientre plano y conseguir una tripa libre de grasas y bien tonificada. Ya hemos oído muchas veces de la existencia de clases de risoterapia, pero vamos a analizar los beneficios de reírnos.

La risa es la expresión de la alegría y el bienestar. Sonreír es síntoma de que todo marcha bien, pero realizar este sencillo gesto es muy beneficioso para nuestro organismo, ya que nos afectará más de lo que pensamos, ayudando directamente en la circulación de la sangre, que se verá afectada en gran medida. La risa desencadena en nuestro cuerpo una aceleración del riego sanguíneo que mejorará la circulación y permitirá un mayor riego en todas las partes de nuestro cuerpo.

Este aumento de la circulación mejorará enormemente la oxigenación de las diferentes partes del cuerpo. Las células necesitan oxígeno para funcionar, y se lo vamos a ofrecer con una buena circulación, de forma que retrasamos su envejecimiento y las mantenemos en mejores condiciones. Algo que se traduce en una mejora general de nuestro estado físico.

A la hora de reírnos no solamente activamos la circulación, sino que ponemos en marcha un proceso por el que contraemos los músculos del abdomen. La acción de reírnos a carcajadas no solamente involucra los músculos de la cara que contraen la boca para generar la risa, sino que es un acto que afecta a todo el cuerpo y concretamente la parte abdominal que se contrae.

Esta contracción abdominal es la que hace que estos músculos se mantengan en tensión y se relajen mientras nos reímos, por lo que los estaremos trabajando, ya que este movimiento equivale a las contracciones que llevamos a cabo con el ejercicio abdominal. Las risas y las carcajadas nos ayudarán a mantener un vientre plano y tonificado, ya que facilitan la movilidad muscular en esta parte del cuerpo.

Pero la risa no solamente es un buen entrenador abdominal, sino que es una de las mejores formas de eliminar tensiones y estrés, ya que es la mejor vía de escape de los problemas cotidianos. Además, si combinamos largas sesiones de risa con una dieta equilibrada y baja en grasas conseguiremos mantener un buen abdomen, tonificado y sin grasa. Y es que debemos hacer de la risa un constante en nuestra vida.

Imagen | SXC

En Vitonica | Reírse quema calorías y protege la salud En Vitonica | Risoterapia y ¡alegra esa cara! En Vitonica | La importancia de una sonrisa en nuestro estado de ánimo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir