Compartir
Publicidad
El ruido blanco para calmar la ansiedad y dormir mejor, ¿funciona o no funciona?
Wellness

El ruido blanco para calmar la ansiedad y dormir mejor, ¿funciona o no funciona?

Publicidad
Publicidad

Mucho se ha escrito y hablado en los últimos años sobre el ruido blanco. En YouTube podemos incluso encontrar un vídeo con 10 horas continuadas de ruido blanco. Algunas personas aseguran que este tipo de sonido - que suena un poco como si una televisión estuviera desintonizada - puede ayudarnos a relajarnos e incluso a dormir mejor.

Ya sabemos, sin embargo, que no todo lo que se asegura que funciona lo hace realmente. Por ello, vamos a ver qué dicen las investigaciones existentes al respecto, si realmente puede funcionar o no y por qué.

Qué es el ruido blanco

El ruido blanco se trata de una señal que contiene todas las frecuencias y todas son de la misma potencia. Este tipo de sonido lo podemos encontrar en varios lugares cotidianos, como en el sonido de un ventilador, aire acondicionado, un televisor sin sintonizar, o incluso la lluvia o el mar.

Aparentemente, este tipo de ruido consigue que el nivel de nuestro umbral auditivo llegue a su velocidad máxima, y gracias a eso, cuando estamos escuchando ruidos blancos, otros sonidos más intensos activen menos nuestra corteza cerebral mientras dormimos. De ahí que, presuntamente, nos ayude a conciliar el sueño y dormir mejor.

Nos ayuda o no el ruido blanco a dormir

chica joven no puede dormir por el ruido ambiente de la ciudad

Según algunas investigaciones, sí que podría ayudarnos a conciliar el sueño - o al menos a algunas personas - y a dormir mejor. Aparentemente, si dormimos en un ambiente en el que de manera habitual haya ruido y distracciones, el usar ruido blanco puede ayudarnos a enmascarar ese ruido ambiente, a inducir el sueño, a mejorar el sueño e incluso a mantenerlo durante toda la noche sin despertarnos tan a menudo.

Sin embargo, esto no parece funcionar para todas las personas. Y es que algunas personas son más sensibles que otras y hasta las más mínimas variaciones en la intensidad de este tipo de ruidos pueden provocar que a algunos no solo nos les ayuden a dormir, sino que incluso les resulten molestos.

Para comprobar en qué grupo estamos nosotros, lo único que podemos hacer es probar y descubrir si estamos en el grupo de los afortunados a quienes el ruido blanco les ayuda a mejorar su sueño o si, por el contrario, nos resulta molesto y distractor.

Qué pasa con el ruido blanco y la ansiedad

ruido blando producido por un ventilador

Pues por el momento lo que pasa es que no hay demasiado investigación realizada en relación al efecto que el ruido blanco pueda tener en el estrés y la ansiedad por lo que no se puede asegurar que este tipo de ruido nos ayude a relajarnos.

Hace un tiempo se llevó a cabo una investigación comparando el efecto que tenían la música, el ruido blanco y el ruido ambiente en la relajación en la ansiedad de personas que iban a recibir anestesia espinal. En los resultados de dicha investigación encuentran que la música sí que parece ayudar a relajar - o al menos los niveles de ansiedad de quienes habían escuchado música eran más bajos que las de los participantes en los otros dos grupos - mientras que en los grupos que escuchan ruido blanco y ruido ambiente no se veía ningún efecto.

Otra investigación realizada en 2015 encontró que, en ratas, la exposición puntual al ruido blanco - una sola vez en cuatro horas - podía causar que aumentaran los comportamientos ansiosos. Sin embargo la exposición más crónica - cuatro horas seguidas al día - parecía reducir estos comportamientos. En cualquier caso, la investigación se hizo en ratas y no se ha confirmado que lo mismo ocurra en humanos.

Por lo que, aunque a algunas personas pueda ayudarles a conciliar el sueño más rápido y dormir mejor, no se puede asegurar que este tipo de ruido sea efectivo como tratamiento del estrés o la ansiedad.

Imágenes | Unsplash, Pixabay
En Vitónica | Estrés y ansiedad no son lo mismo: estas son las claves para diferenciarlos
En Vitónica | Dormir mal puede ser mucho más perjudicial para nuestro cerebro de lo que creíamos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio