En septiembre volvemos al gimnasio y, aunque entrenes para adelgazar, te llevas estos siete beneficios como extra
Wellness

En septiembre volvemos al gimnasio y, aunque entrenes para adelgazar, te llevas estos siete beneficios como extra

El ejercicio físico es una actividad muy recomendada por todos los organismos de la salud para todas las personas y de todas las edades, tanto sanas como con alguna patología. Esto es porqué el ejercicio físico tiene un sinfín de beneficios de cara a la salud mental y física ampliamente demostrados y estudiados.

Es por ello, que hemos seleccionado los siete mejores beneficios que te puede aportar el gimnasio, que no solo sea adelgazar, ya que hay muchos de ellos que no tenemos en cuenta y son realmente importantes para mejorar nuestra salud y calidad de vida.

Mejora tu composición corporal a nivel muscular y ósea

A medida que van pasando los años, los músculos van perdiendo su fuerza y los huesos su densidad, provocando que el riesgo de lesión y osteoporosis aumente. El ejercicio físico ayuda a estimular tu desarrollo muscular, haciendo que tus músculos crezcan y se mantengan fuertes.

Y ayuda a que los huesos se mantengan lo más sanos posible y con la densidad ósea adecuada que, junto con unos músculos bien entrenados, protege la aparición de un desgaste articular. Gracias a esto, la probabilidad de sufrir caídas y fracturas cuando eres adulto disminuya.

Triceps

Mejora el sueño sustancialmente

Es muy obvio que cuando realizamos una practica deportiva, independientemente que sea en el gimnasio o no, hacemos que nuestro cuerpo consuma una alta cantidad de energía, la cual tendrá que recuperar con el descanso nocturno.

Es obvio pero no lo tenemos en cuenta y, lo cierto es, que el ejercicio físico es ideal para personas con algún trastorno del sueño, ya que puede ayudar a solucionar el problema y tener un buen descanso nocturno, mejorando así su estado de ánimo.

Sueno

Hacer deporte en el gimnasio hace que te sientas más feliz

Cuando realizamos ejercicio físico se secretan distintas hormonas, la serotonina, la dopamina y la endorfina. Estas hormonas son las responsables de la sensación placentera que nos hace sentir el ejercicio.

Es por eso, que el ejercicio físico, sea practicado en el gimnasio o en el exterior, te da esa sensación de felicidad y autorrealización, muy necesario para tener un buen estado de ánimo y aumentar tu autoestima.

Añadir también que la práctica deportiva te ayuda a mantener una rutina y unos buenos ritmos de vida, logrando que te sientas realizado y que tienes un mayor control de tu vida, haciendo que te sientas mucho más feliz con tu estilo de vida.

El gimnasio mejora tu autoestima

Ir la gimnasio requiere que nuestra composición corporal mejore en todo los sentidos, donde irás mejorando tu estado físico día tras día, hasta que empieces a ver resultados notables. Esto va a hacer que te veas mejor y estés más a gusto contigo mismo, aumentando así tu autoestima.

Es más, cuando vas a entrenar al gimnasio, seguramente tendrás una meta en mente, un objetivo físico que cumplir. Cuando eres constante y estás motivado, y cumples ese objetivo, tu autoestima, tu felicidad y tu sentimiento de realización es enorme.

Sonrisa

Mejor salud cardiovascular

El entrenamiento mejora la circulación y fortalece el miocardio, el músculo del corazón, ayudando a tener una mejor resistencia a la intensidad del ejercicio, mejorando así tu estado físico general y a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades como la cardiopatía.

Esta mejora de la salud cardiovascular ayuda a que la probabilidad de sufrir problemas relacionados con la insuficiencia cardiaca disminuya, como es el caso de la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia.

Corazon

Mejora de la capacidad respiratoria

De la misma forma que el ejercicio mejora la composición corporal a nivel de los músculo, también mejora el fortalecimiento de los músculos implicados en la respiración, como es el diafragma, los intercostales, los escalenos, pectorales, trapecios y los abdominales.

Esto ayuda a controlar mejor tu respiración cuando hagas ejercicio, que el jadeo deje de ser tan frecuente y que tu resistencia frente a ejercicios cardiovasculares sea más alta.

Pulmones

Además, esto se traducirá a un mejor estado de felicidad, pues vas a notar que te cansas menos en muchas de las actividades que antes no podías realizar.

Reducción de la inflamación crónica y de todas las patologías subyacentes

El ejercicio es un potenciador antiinflamatorio, ya que reducir el grado de inflamación crónica, sobre todo en personas adultas, mejorando así su calidad de vida y disminuyendo la incidencia de patologías crónicas.

Es más, el ejercicio puede ser una buena forma de ayudar a controlar y incluso reducir la diabetes, ya que mejora la sensibilidad de la insulina gracias al aumento de la utilización de la glucosa por parte del músculo.

En Vitónica | Todos los beneficios para tu salud y tu cuerpo de entrenar tu core (y tres ejercicios para conseguirlo).

En Vitónica | Todos los beneficios que nos aporta el ejercicio físico al tiempo que cumplimos años.

Imágenes | iStock, Unsplash.

Temas
Inicio