Algunas medidas para combatir el frío de forma saludable

Síguenos

sopa.jpg

Todos sabemos que en invierno hace frío, las temperaturas bajan y nuestro cuerpo lo nota con un descenso térmico que nos hace mantener los músculos contraídos, algo que en muchos casos puede hacer que suframos contracturas y dolores musculares. Por ello es necesario que busquemos diferentes opciones para conseguir aumentar la temperatura corporal sin incurrir en un consumo abusivo de calorías que a la larga pueden hacer que aumentemos más la cantidad de grasa del cuerpo.

Seguro que en más de una ocasión nos hemos sentido vencidos por las bajas temperaturas, los miembros se resienten y con nada nos podemos calentar. Esto se debe a que hemos perdido la temperatura interior y la debemos recuperar. Desde Vitónica vamos a dar algunas pautas para saber qué llevarnos a la boca en estos casos.

Cuando hace frío lo que nos sucede es que nuestro cuerpo se equipara a la temperatura que hay en el exterior, el entorno nos roba calor, por lo que necesitamos sacarlo del interior, y para ello es necesario que introduzcamos calor en el cuerpo. La forma más rápida de hacerlo es a través de la alimentación. Ingerir comida o bebidas frías nos hará perder más calor, por lo que debemos ingerir alimentos con una alta temperatura para mantenernos en perfectas condiciones.

Para comenzar echaremos mano de comida cargada de nutrientes y altas dosis de calor. Se trata de un clásico en esta época del año, la sopa, que nos ayudará a aumentar la temperatura corporal a la vez que nos alimenta y nutre. En el mercado encontramos una gran variedad de productos que nos ofrecen sabor y salud sin apenas aportarnos grasa. Pero la sopa también la podemos hacer nosotros mismos en casa con los ingredientes que más nos gusten. Tener siempre a mano sopa caliente nos ayudará a entrar en calor.

Otra opción totalmente saludable para combatir el frío y mantener nuestro cuerpo caliente es optar por las infusiones. Existe una gran variedad de plantas que nos resultan muy agradables al paladar, y que nos aportan gran cantidad de nutrientes y antioxidantes que hacen que nuestro cuerpo se mantenga en perfectas condiciones. Las infusiones se suelen tomar calientes, por lo que es una forma muy inteligente de aumentar la temperatura interna del cuerpo y conseguir vencer el frío sin aumentar el consumo calórico.

El ejercicio físico es otra forma de conseguir una mayor actividad interna y lograr aumentar la temperatura media del organismo. Si nos mantenemos inactivos nuestros órganos y sobre todo la circulación se mantienen en reposo, lo que hace que la sangre fluya mucho más lenta, y por lo tanto la temperatura sea menor. Si nos mantenemos activos aumentaremos el ritmo cardiaco con el consiguiente aumento de la circulación y de la temperatura corporal, plantándole cara al mal tiempo.

Es importante que tengamos esto en cuenta a la hora de vencer el frío en esta época del año. Ni que decir tiene que una buena aclimatación mediante la vestimenta es fundamental para no padecer en nuestra piel los rigores de las bajas temperaturas.

Imagen | ilco

En Vitonica | Evitar que el frío afecte a las articulaciones
En Vitonica | Frutos de invierno, la importancia de fortalecer nuestro cuerpo frente al frío

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario