Compartir
Publicidad

Todo sobre el hombro (II): Biomecánica

Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de habernos puesto en situación sobre la anatomía del hombro, ahora vamos a ver unas nociones de cómo funciona este complejo articular, es decir, la biomecánica del hombro.

Como ya he dicho en el post anterior, el hombro es muy complejo, y no tiene sentido entrar en explicaciones muy avanzadas. Lo que intento es dar unas nociones de cómo funciona el hombro, ya que la anatomía y biomecánica del hombro tienen mucho que ver en las lesiones más comunes que se producen y en cómo prevenirlas.

Introducción


El complejo articular del hombro es el más móvil del cuerpo humano, tanto en amplitud como en variedad de movimientos. Mientras que otras articulaciones solo tienen movimientos de flexión, extensión, algunas también tienen algo de rotación con poca amplitud, el hombro puede realizar flexión, extensión, separación, aproximación, circunducción, rotaciones, y ante y retropulsión (“empujar” la “bola del hombro” hacia adelante y hacia atrás) con gran amplitud.

Esta variedad de movimienos hace que el hombro sea poco estable, siendo la articulación con mayor tendencia a la luxación y necesitando de la acción de los músculos llamados del manguito de los rotadores para que den estabilidad a la articulación.  El deltoides (músculo de “la bola del hombro”) también actúa fijando y dando estabilidad a la articulación.

Particularidades anatómicas y biomecánicas


La alteración biomecánica es la principal causa de lesiones del hombro, siendo la del manguito rotador de las más frecuentes. ¿Esto qué quiere decir?. Que por la forma en que está estructurado el hombro (tendones largos que pasan por canales estrechos, por así decirlo) y por la manera en que se mueve (complejo articular muy móvil, muy inestable) aumenta el riesgo de sufrir lesiones si se realizan movimientos repetidos, posturas mantenidas, sobreesfuerzos incontrolados simplemente porque se van a desgastar las estructuras.

Primero se suele lesionar el músculo supraespinoso, pero también pueden lesionarse los demás o, dependiendo del esfuerzo, producirse lesiones de distinta consideración. Nos suelen decir (en cursos de prevención de riesgos, o cuando nos dan consejos de salud) que levantar los brazos por encima de la cabeza (por ejemplo, para alcanzar a una estantería alta) no es bueno. Pues uno de los motivos es por este: porque fuerza las articulaciones y los músculos, sobre todo al supraespinoso, de forma repetida, lo cual puede desencadenar un daño.

En el vídeo de cabecera de este post se muestra un modelo 3D realizando diferentes ejercicios. Entre ellos se pueden ver algunos de hombro, y se aprecia la cantidad de músculos que participan.

Conclusiones y consejos generales de prevención


En el vídeo podéis ver un modelo 3D realizando una variedad de ejercicios de hombro. Véis la cantidad de músculos que participan. Pues bien, que os queden claras algunas cosas:

  1. Algunos de estos músculos (manguito de los rotadores en especial) tienen “facilidad” para sufrir lesiones sencillamente por cómo están situados y por cómo funciona la articulación. Si los forzamos más de la cuenta, estamos aumentando el riesgo de sufrir una lesión, que puede ser leve o de cierta gravedad.
  2. Un ejercicio controlado, respetando el funcionamiento de la articulación, y favoreciendo el trabajo de la musculatura que dará estabilidad.
  3. Hacer el ejercicio de forma descontrolada (elevar peso excesivo, mala técnica, demasiadas repeticiones, mantener postura forzada que ponga en compromiso músculos, tendones o a la propia articulación… puede terminar con una lesión, de mayor o menor gravedad. Puede ser leve, pero no merece la pena arriesgarse.


El el próximo artículo: entraremos en materia con algunas lesiones muy típicas del hombro. ¡Espero que os guste!

Vídeos | Youtube y Youtube
En Vitonica | Hombro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos