Los disgustos pueden afectar a nuestro corazón

Síguenos

triste.jpg

¿Quién de nosotros no ha tenido un disgusto alguna vez en su vida? Seguro que frente a esta pregunta no podemos contestar con una negativa, ya que las discusiones y los malentendidos están a la orden del día. Cuando nos disgustamos en nuestro cuerpo se desencadenan una serie de reacciones que según un estudio realizado por la Universidad de California en San Diego, pueden acabar por provocarnos una enfermedad cardiaca y numerosos trastornos coronarios.

La clave de este estudio y de esta conclusión está en el pulso, que se acelera cuando padecemos un disgusto. Este fenómeno es algo natural en el ser humano, ya que el cuerpo se prepara ante una situación de emergencia para actuar, y por ello se acelera el pulso, para que todo nuestro cuerpo tenga el aporte de riego sanguíneo que necesita si tiene que defenderse de ese peligro que representa la situación que nos disgusta.

Esta aceleración del pulso provocada a consecuencia de un disgusto lo que hace es acelerar el ritmo cardiaco con los riesgos que esto supone para el corazón, y más en personas que tienen altas cantidades de colesterol y grasas, o que de por sí tienen una presión arterial elevada. El problema que ha detectado este estudio no es solamente en lo que se refiere a padecer un disgusto y la acción que se desencadena al momento de padecerlo, sino que la cuestión está en el recuerdo del mismo.

Entre las personas sometidas a este estudio, la gran mayoría reaccionaba de la misma manera al recibir un disgusto que al recordarlo, y es que el recuerdo del mismo volvía a desencadenar los mismos síntomas de aceleración del pulso y de la presión cardiaca. Por este motivo, rememorar un disgusto y padecerlo es algo que debemos evitar a toda costa si queremos mantener nuestro corazón en perfecto estado, ya que el aumento esporádico y espontáneo de la presión cardiaca a niveles tan elevados supone un duro golpe para el corazón, pues lo fatigamos mucho más que cuando realizamos una actividad aeróbica.

Vía | Consumer
Imagen | Mattox

En Vitonica | Consejos para que las personas que han padecido una enfermedad cardiaca practiquen deporte
En Vitonica | Semana del corazón 2010
En Vitonica | Las personas más bajas podrían tener más riesgo de infarto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario