El soleo: un músculo poco conocido de la pierna

Sigue a

soleo


Cuando entrenamos las piernas, específicamente las pantorrillas, existen grandes desconocidos, entre ellos, el soleo. Este músculo se encuentra en la parte posterior de la pierna y se extiende por debajo de los gemelos.

Su función principal es elevar el talón y extender el pie, por lo que no podemos olvidarlo en el gimnasio, al igual que los gemelos. Para que no sea el gran ausente de nuestro entrenamiento y así, evitemos descompensaciones que pueden conducir a lesiones, te mostramos ejemplos de cómo trabajar el soleo.

Como ya decía Leonidas, uno de nuestros lectores, muchos hemos olvidados los músculos que componen la cara posterior de la pierna y ésto, en el caso del soleo, puede conducir a una tendinitis, ya que los gemelos y el soleo culminan en el tendón de Aquiles y si trabajamos de manera desequilibrada los mismos, las fuerzas que tiran sobre el tendón son diferentes pudiendo causar dicha lesión.

Para entrenar el soleo debemos realizar el movimiento de extensión del tobillo, es decir, quedando en puntillas de pie mientras elevamos un peso con el cuerpo. Para ésto, se pueden usar máquinas para realizar elevaciones de talones.

elevaciones de talones de pie

Es importante que se realice un recorrido completo, elevando lo máximo posible los talones y después, descendiendo lentamente los mismos. Además, para desplazar el esfuerzo hacia el soleo y que la fuerza no recaiga sólo sobre los gemelos, es importante flexionar levemente la articulación de la rodilla para distender los gemelos.

También podemos trabajar el soleo sentados en un banco, con una barra sobre los muslos y elevar los talones para realizar una flexión plantar. En este ejercicio no se pueden usar cargas muy elevadas, pero se recomienda efectuar series de entre 15 a 20 repeticiones cada una. En este movimiento, se trabaja fundamentalmente el soleo y, a diferencia del anterior, se involucra menos los gemelos.

elevaciones de talones sentado

Por supuesto, debemos estirar correctamente después de ejercitarnos y realizar un calentamiento previo al entrenamiento.

Es fundamental que ejercitemos de manera homogénea gemelos y soleos, así como el resto de los músculos que conforman la pierna, sobre todo la porción inferior de la misma, para obtener un desarrollo integral del tren inferior del cuerpo.

Un músculo poco conocido por nosotros y casi olvidado por completo en el gimnasio, por ello, debemos recordar que el soleo existe e incorporarlo a nuestras rutinas para prevenir lesiones y desequilibrios musculares.

En Vitónica | Tener unas pantorrillas de hierro es sencillo
Imagen | Clínica podotec y Guía de los movimientos de musculación

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario