¿Qué tener en cuenta a la hora de apuntarnos a un gimnasio?

Síguenos

gimnasio

A la hora de acudir al gimnasio cada día la oferta se amplía. Podemos encontrar desde gimnasios de barrio hasta macro instalaciones deportivas, lo importante es saber lo que realmente necesitamos en base a nuestro objetivos, disponibilidad y presupuesto. Por ello es importante saber elegir bien el gimnasio al que vamos a acudir.

Podemos estar muy entusiasmados por comenzar pero debemos tomarnos el tiempo de revisar cada centro con mucha conciencia y para ello hay ciertos puntos a tomar en cuenta en la búsqueda. Tendremos en cuenta estos aspectos a la hora de realizar la ronda de visitas por los gimnasios escogidos como opción.

Personal

entrenador

Debe estar cualificado, podemos preguntar sobre la formación de los monitores, entrenadores y profesores, también estar atentos de cómo prestan (en la visita) el servicio, ¿son amables y dispuestos a ayudar?. Un buen trato sumado a profesionalidad nos permitirá estar confiados y saber si trabajan bien, no debemos olvidar que los instructores son los que nos ayudarán a iniciar los ejercicios de forma correcta y por ello la cercanía con el usuario es importante, así como la disponibilidad.

Localización

El lugar lo fijaremos en base a nuestra rutina, por ejemplo, para algunos será mejor que esté cerca del trabajo porque van a la hora de la comida, mientras que para otros la cercanía con la casa le será mas favorable. Primero pensaremos en que horario queremos asistir y luego lo combinamos con nuestra jornada diaria, en ningún momento el ir al gimnasio debe causar un trastorno, debe ser cómodo para nosotros, así aseguramos una regular asistencia.

Instalaciones

Las dimensiones del centro son importantes, ya que amplios ambientes de trabajo ayudarán a que en las horas punta no sea difícil trabajar, tanto en las sala de maquinas como en la de actividades. De este modo evitaremos las largas esperas para utilizar los aparatos y evitaremos hacer daño a alguien cuando pasemos con una mancuerna o con una barra en una clase. lo mismo sucede con los vestuarios, pues no hay nada mejor que contar con espacios amplios ya que por el contexto no son zonas en las que guste no tener espacio personal razonable. Unas zonas bien delimitadas para cada tipo de trabajo también contribuyen. Pues cada actividad necesita unos requerimientos y un ambiente diferente, pue sno es lo mismo correr, que hacer máquinas o estirar.

Ambiente

Estar cómodos con la atmosfera que se respira es importante, algunos centros pueden resultar intimidantes bien por el tipo de gente, que no es afín a ti o por el nivel de preparación física. Lo que en un principio es una pequeña incomodidad puede resultar en un disgusto que te impida tener ganas de ir al gimnasio en el futuro. Por ello debemos intentar buscar un centro deportivo en el que el ambiente sea el más parecido a nuestra forma de ser. Para ello simplemente bastará con ver a nuestro alrededor el tipo de gente que asiste y el tipo de actividades que llevan a cabo.

Actividades

aerobic

Podemos acudir al gimnasio a trabajar los músculos y por el contrario simplemente a realizar actividades grupales o aeróbicas. Es cierto que existen todo tipo de actividades para cada persona y sus gustos, por ello es necesario que echemos un vistazo a la agenda de actividades que nos ofrece el centro que estamos visitando para saber lo que nos ofrecerá. Hay múltiples actividades y tecnicas que se usan y mezclan un buen trabajo corporal con diversión, como son: Body Pump, GAP, TRX, Zumba, Gymboxing, Tae-bo, Spinning, un mar de posibilidades que podemos encontrar y que pueden ser nuestro tipo de entrenamiento o un complemento al mismo.

Equipamiento

pesas

Hay unos puntos básicos llegados a este aspecto y es que todo el equipo debe estar en buen estado y con su mantenimiento respectivo, así como la buena ventilación de las zonas de actividad es esencial. Otro punto a tener en cuenta son los objetivos que nos plantearemos, pues son los que determinarán que equipamiento es mas completo que otro. Todo depende del trabajo que deseemos realizar: musculación, tonificación, adelgazamiento. Según el flujo de clientes y la cantidad de equipos sacaremos nuestras conclusiones sobre si perdemos tiempo esperando o si hay suficientes máquinas para todos.

Limpieza

Según entremos ya sabremos si existe o no una política de limpieza y mantenimiento en el centro. La higiene se ve y se huele. Los baños son focos de infección, es por ello que deben estar limpios, las salas de ejercicios aeróbicos deben estar libres de polvo, una suelo sucio puede causar una caída y también afecciones respiratorias. Debemos controlar si lo hacen varias veces al día o durante nuestra estancia en las instalaciones. Ver personal de limpieza trabajando por las áreas es una buena señal, en un centro deportivo la limpieza no puede detenerse, ya que tanto los equipos como las máquinas está en constante uso.

Precio

No estamos para grandes gastos y las ofertas están a la orden del día. A la hora de elegir un gimnasio miraremos con detenimiento los precios y las promociones que a veces tienen letra pequeña. De nada sirve que el gimnasio sea barato, si queda lejos y tenemos que ir en coche, al final gastaremos más en combustible. Tampoco que nos hagan pagar un año entero cuando no lo usaremos los doce meses completos. Por otro lado un gimnasio “muy caro” no significa que sea “muy bueno” , pasado el tiempo será una carga pagar una mensualidad alta y terminaremos por dejarlo.

Horarios

Todo comienza y termina por nuestra disponibilidad para acudir al centro, en este marco las horas de apertura y cierre serán importantes a la hora de elegir uno u otro centro. Saber si abre hasta tarde, con lo que la franja de tiempo en la que podemos acudir sea mayor, lo mismo que saber si abren fines de semana y días de fiesta. Es muy importante esto para acopla la actividad deportiva a nuestra vida cotidiana y cuadrar los horarios del gimnasio con los nuestros.

Debemos flanquear cualquier punto débil que afecte el buen desarrollo de la rutina deportiva. Con esto facilitaremos las cosas y conseguiremos aumentar la voluntad y las ganas de acudir al gimnasio, para prolongar así la estancia en el lugar de entrenamiento. Hacer el gimnasio parte de nuestro día a día ayudará a que se convierta en un hábito, en un estilo de vida sano que al final es lo que queremos conseguir.

No nos debe dar vergüenza pedir una día de prueba en cada gimnasio que nos hayamos planteado conocer, esto nos dará tiempo para observar y comprobar de primera mano lo comentado anteriormente.

Tabla comparativa

Para ayudarnos a la hora de elegir hemos creado una tabla comparativa que podemos usar para calificar del 1 al 10 cada centro y luego cotejar los resultados para decantarnos por una u otra opción y así recordar todo lo que hemos podido comprobar de primera mano cuando hemos acudido al centro.

cuadro

Imagen 1 | redlionhoteldenver
Imagen 2 | istolethetv
Imagen 3 | euskaljakintza
Imagen 4 | Garen Meguerian

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios