No todas las calorías son iguales

Sigue a Vitónica

calorias1.jpg

Contar calorías es algo que muchas personas siguen a rajatabla a lo largo de la jornada, y es que saber lo que consumimos y de qué calidad es algo muy bueno a la hora de mantener el peso y conseguir tener una salud de acero. Por esto es necesario que sepamos que no todas las calorías con iguales, ya que hay que tener en cuenta otra serie de parámetros a la hora de medir las calorías que nos aporta un determinado alimento, pues existen varios tipos en función de la procedencia y del aporte nutricional que brinda el alimento que las contiene.

Cuando nos hablan de calorías siempre las solemos asociar a kilos de más, sobrepeso y dietas poco saludables. Nada más lejos de la realidad, y es que a la hora de hablar de calorías tocamos un concepto muy amplio que debemos desglosar un poco para saber que no todas las calorías son iguales a pesar de que estén presentes en el alimento. En primer lugar vamos a diferenciar entre calorías vacías y las no vacías para comenzar esta distinción.

Las calorías vacías son aquellas que nos brindan los alimentos ricos en azúcares refinados e hidratos de carbono refinados, pero que no nos aportan otro nutriente destacable como las vitaminas, los minerales… Este tipo de calorías hace que nuestras reservas de glucosa aumenten rápidamente consiguiendo que las calorías que no se aprovechan se transformen en grasa. Algunos ejemplos de calorías vacías son los dulces como las gominolas, el alcohol, la bollería industrial…

Las calorías que no son vacías son las que provienen de alimentos que nos aportan además otra serie de nutrientes necesarios para el organismo. Alimentos como la carne, el pescado, los lácteos, cereales… nos aportan calorías, aunque no vienen solas, sino que las acompañan otros nutrientes que el organismo digiere y procesa, y por lo que en este proceso parte de esas calorías se queman. Estos alimentos son necesarios en toda dieta equilibrada.

Esta agrupación es muy general, ya que dentro de cada una de las partes hay otras subcategorías. En el caso de las calorías vacías poco se puede decir, ya que son calorías que prácticamente pasan a convertirse en grasa al ser asimiladas por el organismo, a no ser que al consumirlas se quemen haciendo ejercicio. En el caso de las calorías no vacías la cosa cambia, ya que muchas de ellas provienen de alimentos como los cereales integrales que liberan hidratos complejos y con ellos calorías que se van dosificando a lo largo de la jornada, pues el cuerpo tarda más en asimilarlos y se van liberando poco a poco. Esto nos permitirá tener un aporte calórico constante que no dará apenas lugar a que se acumule en forma de grasa, ya que la subida de glucosa no es rápida y nos da tiempo a consumirla.

También a la hora de valorar las calorías que nos brinda un alimento debemos tener en cuenta si se equilibran con los nutrientes que nos brindarán, ya que sí que hay alimentos que tienen altas dosis de nutrientes, pero también tienen un aporte alto de calorías como algunos tipos de carne, mientras que otros que tienen menos calorías y un aporte similar de nutrientes, como por ejemplo la carne de aves o el pescado. Por ello es necesario saber elegir bien los alimentos que más nutrientes nos brinden con un número menor de calorías, a pesar de que muchas veces no es lo que más nos apetece al paladar.

Imagen | felipemalagueno

En Vitonica | Conociendo un poco mejor a las calorías. Diferentes tipos
En Vitonica | Tipos de saciedad y cómo favorecerlas para adelgazar sin hambre
En Vitonica | Trucos para restar calorías a la comida basura

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios