Lordosis, un mal lumbar que se puede corregir

Sigue a

lordosis.jpg

La espalda es una de las partes más fuertes del cuerpo, ya que es la que nos sujeta y soporta mucha tensión a lo largo de la jornada. A pesar de ser una parte muy fuerte puede verse afectada y resentida, sobre todo por dos zonas delicadas, la parte cervical y la lumbar. Sobre todo en la zona lumbar puede tener lugar un problema llamado lordosis.

La lordosis es un mal que padecen muchas personas y que puede estar provocado por la forma de vida o por la genética de cada individuo. A pesar de todo es un trastorno que podemos corregir para evitar males mayores, ya que si no tomamos cartas en el asunto este mal puede ir a más.

La lordosis se caracteriza por una curvatura exagerada de la parte lumbar. Esta se aprecia a simple vista, ya que la postura normal de la columna no se respeta, sino que se ve alterada por este accidente. Las personas que lo padecen suelen tener los glúteos más prominentes de lo que estamos acostumbrados, pues al desplazarse la columna el coxis se ve afectado obligando a los glúteos a sobresalir hacia afuera.

Por lo general la lordosis no da síntomas ni malestar, aunque depende mucho del grado que tengamos y de las circunstancias de cada persona, puesto que si se junta la lordosis con otras desviaciones lumbares como la escoliosis la cosa se complica y podemos llegar a tener dolores en esta parte del cuerpo. Si la desviación es mínima no notaremos ningún efecto, ya que este hecho no afecta al correcto funcionamiento del organismo, sino que a medida que pasa el tiempo la columna se irá desplazando y aumentando su curvatura.

Para evitar que una lordosis vaya a más y acabe por ser un verdadero problema debemos tomar medidas al respecto. Es cierto que en muchos casos esta malformación se debe a factores genéticos, puesto que algunas personas nacen con la columna de esta manera. Pero por lo general se produce por malas posturas o por la falta de tono muscular en la zona lumbar.

La lordosis no es un mal que no tenga remedio, ya que podemos mejorar su estado y corregirla si tomamos algunas medidas al respecto. Para comenzar tenemos que fortalecer la parte lumbar, es decir, unos músculos fuertes nos harán tener una columna recta. Para lograrlo trabajaremos los abdominales y los lumbares por igual, de modo que mantengamos un equilibrio entre ambos grupos musculares.

Corregir la postura es otro paso que debemos llevar a cabo. Muchas veces la lordosis de produce por forzar la columna durante mucho tiempo. Para corregirla simplemente servirá con mantenernos relajados y evitar acumular tensión en la parte baja de la espalda, es decir, en la zona lumbar.

Vía | Mirespuestas.com
Imagen | Malingering

En Vitonica | ¡No empeores tu lordosis!
En Vitonica | Curvaturas de espalda
En Vitonica | Esguince lumbar: un riesgo para los levantadores de pesas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios