Cómo utilizar la piscina para perder peso

Sigue a

nadar_adelgazar

Hoy nos ha escrito un lector comentándonos que desde que ha comenzado la temporada de piscina intenta nadar a diario con la intención de perder peso, pero que no consigue los resultados deseados. Veamos qué factores que hay tener en cuenta si este verano queremos nadar y utilizar la piscina para perder peso.

Si no estamos acostumbrados a nadar, los primeros días nuestro cuerpo se adaptará y una de las adaptaciones es la creación de mayor masa muscular para poder realizar este ejercicio de manera más eficaz. Este aspecto hace que lo que por un lado perdamos de peso a base de grasa no se note porque nuestra masa muscular ha aumentado, aunque esto depende de la constitución de cada uno.

A qué intensidad nadar y cuanto tiempo para perder peso

Normalmente cuando hacemos una actividad aeróbica como la natación el porcentaje de quema de grasa es mayor cuando llevamos unos minutos en la actividad, al igual que quemaremos más grasa si el ritmo o la intensidad del nado es media y no alta. Esto quiere decir que tenemos que procurar nadar más de 15 minutos seguidos y para ello debemos de ir a un ritmo poco exigente.

Un error al querer perder peso mediante la natación es nadar a una intensidad alta, esto hace que el combustible mayoritario utilizado sean los hidratos de carbono en lugar de las grasas, de ahí la importancia de tomarnos la natación con tranquilidad.

Puede darse el caso de que no tengamos buena forma física y no aguantemos más de 5 minutos nadando. Una opción es nadar unos largos, descansar un rato y seguir de nuevo, así alargamos el tiempo de actividad. También podemos alternar el estilo libre o crol con braza, que es un estilo que requiere menos esfuerzo.

Con el paso de los días iremos adquiriendo mejor forma física y seremos capaces de aguantar más tiempo nadando, por eso también es importante tomarse las cosas con calma e ir en progresión, por ejemplo aumentando cada día uno o dos largos de piscina nuestra sesión de natación. Lo importante es ser constantes y adaptar al cuerpo a quemar grasa con esta nueva actividad.

Imágen | Angela Radulescu

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios