Consejos para evitar la hinchazón del vientre

Sigue a Vitónica

vientre

En verano es normal que la gran mayoría de nosotros dediquemos unos días a irnos de vacaciones y descansar. Normalmente estos días los pasamos en un lugar diferente a nuestro sitio habitual de residencia. El cambio de sitio, de alimentación, de agua, de costumbres… suele ser uno de los causantes de que se produzca estreñimiento e hinchazón de vientre. Es cierto que normalmente estas suelen ser las causas, pero existen otras que no tenemos tanto en cuenta y que nosotros en este post queremos enumerar para evitarlas y poder buscar así soluciones a la hora de lucir un vientre plano.

La hinchazón de vientre suele producirse por una acumulación de gases que no expulsamos a través de las vías habituales. Pero no solo eso, sino que también las malas digestiones, los alimentos inadecuados, la falta de actividad… son los factores más habituales por los que se acumulan los gases en nuestro organismo. Es cierto que seguir una serie de pautas sencillas, hacer un poco de deporte y evitar los excesos, será suficiente para expulsar los gases del cuerpo y evitar que se acumulen en nuestro vientre y permanezca hinchado. Es importante que hagamos esto, pues un vientre hinchado no solo es anti estético, sino que además nos dará dolor y será molesto para nosotros.

Evitar bebidas gaseosas

En primer lugar debemos evitar las bebidas gaseosas, ya que si tenemos tendencia a cumular gases en el vientre. Este tipo de bebidas no resultan nada digestivas, y además de aportarnos en la mayoría de los casos mucho azúcar, también nos dan mucho gas, haciendo que nuestro cuerpo esté mucho más hinchado. Por ello es mejor decantarse por otro tipo de bebidas como el agua, los tés fríos, los zumos de frutas naturales… Estas bebidas, aunque no lo parezca, serán mucho más saludables, pues nos aportarán hidratación sin nada de gas. Este punto es importante tenerlo en cuenta, ya que muchas veces no reparamos en la bebida, y puede ser la causante del hinchazón de vientre, sobre todo en verano, cuando más abusamos de los refrescos gaseosos.

Cuidar la manera de comer

La manera en la que comemos tiene mucho que ver a la hora de acumular gases en el vientre. Normalmente las prisas hacen que comamos deprisa para perder el menor tiempo posible. Esta manera de comer hará que la digestión se ralentice y acaben por fermentar en el estómago los alimentos. Esta fermentación y ralentización de la digestión hará que la producción de gases por parte del intestino sea mayor. Por ello es necesario que mastiquemos de manera lenta y controlada, degustando bien los alimentos y haciendo que éstos lleguen bien salivados y triturados al estómago para mejorar mucho más la digestión y evitar la producción innecesaria de gases.

No abusar de alimentos fritos o grasas

El abuso de alimentos grasos y frituras es otro serio problema al que nos enfrentamos cuando queremos evitar los gases que hinchan nuestro vientre. Las grasas saturadas y las que nos ofrecen los alimentos fritos suelen ser un tanto indigestas, ya que el organismo no asimila demasiado bien las grasas de este tipo. Al ingerir alimentos ricos en grasa nuestra digestión se ralentizará al máximo, produciendo gases que se quedarán en nuestro organismo dando la sensación de un vientre hinchado.

Tener presente la fibra en la alimentación

La fibra es otro de los nutrientes que tiene mucho que ver con la hinchazón del vientre. Tanto el exceso como la falta de la misma es un inconveniente. Cuando consumimos demasiada fibra, ésta tenderá a fermentar en el estómago, produciendo una serie de gases que nos hincharán. Pero si por el contrario no consumimos la suficiente fibra lo que conseguiremos será mantener un tránsito intestinal deficiente. Al no expulsar los residuos que nos sobran del cuerpo, éstos acabarán por generar gases que hincharán nuestro cuerpo.

Estimular el tránsito intestinal

La falta de tránsito intestinal y los movimientos que los intestinos y el estómago general es otro de los problemas por los que se produce un exceso de gases en el organismo. Para ello lo ideal y más sano será la realización de ejercicio de manera habitual. Mantenernos activos es fundamental si queremos estar en forma. Caminar, correr, y sobre todo, hacer abdominales, son algunas de las mejores maneras que existen a la hora de conseguir una movilidad intestinal correcta que nos ayudará a eliminar los residuos que quedan en el organismo, así como los gases que éstos generan.

Imagen | FotoChesKa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios