Compartir
Publicidad

El estrés, ¿también culpable del colesterol alto?

El estrés, ¿también culpable del colesterol alto?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El estrés es un mal muy frecuente por estos días, y a largo plazo y de manera sostenida, puede ocasionar notables consecuencias en nuestro organismo. Sin embargo, ¿es también culpable del colesterol alto?

El estrés puede elevar nuestra presión arterial, ocasionar insomnio, cambio de hábitos y modificaciones en nuestro rendimiento mental así como en nuestro estado de ánimo, pero ¿es capaz de elevar el colesterol en el cuerpo humano?

Al respecto, un estudio observó que el estrés mental y emocional incrementó en un 11% los valores de colesterol en varones sanos en comparación con el grupo control, sin embargo, estas conclusiones se obtuvieron con un grupo reducido de personas, hace mucho tiempo atrás.

También se encontró un vínculo entre colesterol y cortisol, la hormona del estrés, en personas con enfermedad cardíaca, lo cual puede ser clave en la relación entre patología cardiovascular y dislipemias.

Asimismo, más recientemente se asoció el tipo de personalidad con los niveles de cortisol y colesterol en plasma, observando que aquellas personas que se estresan fácilmente tienen también mayores niveles de colesterol en su organismo.

Por supuesto, también se ha comprobado el vínculo entre el estrés y la enfermedad cardiovascular, lo cual quizá tenga que ver con los cambios que este mal tan actual produce en nuestro cuerpo, tal como una disminución del colesterol HDL o protector del corazón, y un mayor acumulo de grasa, así como un incremento de presión arterial.

Aunque la evidencia no es mucha y aun resulta confusa, quizá de forma no tan directa el estrés sí puede incrementar los niveles de colesterol en nuestro cuerpo, pues como hemos dicho muchas veces, el estrés altera nuestro metabolismo y nuestras hormonas, conduciéndonos a empeorar nuestro estilo de vida y ello, sin duda puede elevar o alterar los lípidos en plasma.

Por ello y por lo malo que puede resultar el estrés crónico en nuestro cuerpo, lo mejor es estar alerta y acudir a diferentes recursos que nos permitan mantener bajo control el estrés en el día a día, pues un poco de estrés a diario no nos perjudica sino que hasta nos beneficia, pero de forma sostenida en el tiempo puede perjudicarnos gravemente, produciendo entre otras cosas, un incremento del colesterol en nuestro cuerpo.

Bibliografía consultada | Exp Biol Med (Maywood) January 1958 vol. 97 no. 1 163-165; Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology,1984; 4: 59-64; Physiology & Behavior, Volume 84, Issue 5, 13 April 2005, Pages 677–680; Hypertension,1999; 33: 1364-1368, doi: 10.1161/01.HYP.33.6.1364.
En Vitónica | El estrés laboral y su impacto sobre nuestros hábitos
Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos