Compartir
Publicidad

Cómo podemos entrenar si hay alerta por contaminación

Cómo podemos entrenar si hay alerta por contaminación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente en las grandes ciudades se están dando muchos avisos por altos niveles de contaminación en el ambiente. Esta situación pone en jaque nuestra salud, pues el aire que nos rodea contiene altas cantidades de gases nocivos para la salud. Por ello en este post nos queremos detener en este punto. Sobre todo vamos a centrarnos en los riesgos que conlleva para nosotros entrenar cuando los niveles de contaminación son elevados y cómo podemos buscar una solución alternativa.

Que los niveles de contaminación del ambiente sean elevados significa que la concentración es alta, lo que se traduce es que en el aire hay una muchos gases nocivos y toxinas en detrimento de los niveles de oxígeno. Esto hace que la calidad del aire sea mucho peor para cualquier persona, ya que necesitaremos respirar más aire para tener el suficiente oxígeno. En el caso de los deportistas que practican actividad al aire libre en este ambiente el problema es mayor, ya que es necesario más oxígeno y de mejor calidad que el que nos vamos a encontrar.

Efectos del exceso de contaminación en nuestro organismo

Esta situación de contaminación es nociva para cualquier organismo, ya que el rendimiento disminuirá, pues al no tener tanto oxígeno, el aporte energético por parte del organismo será menor. Nos sentiremos más cansados, rendiremos mucho menos y no conseguiremos las metas que andamos buscando. Además, podemos llegar a sentir molestias en vías respiratorias e incluso en la vista si los niveles de contaminación son mayores. En el caso de los deportistas esto se agrava más, pues la demanda de oxígeno a la hora de hacer deporte es mayor y por lo tanto el consumo de aire también. Lo que nos lleva a consumir más toxinas y poner en riesgo nuestro organismo.

Huir de la ciudad para escapar de la contaminación

Para evitar que esto suceda existen una serie de medidas a tener en cuenta. En primer lugar un consejo es escapar de la ciudad a lugares en plena naturaleza. Escapar de las zonas con exceso de contaminación es esencial. Ir a la sierra o a campo abierto es una de las mejores ideas que podemos tener para practicar deporte. De este modo estaremos garantizando respirar un aire limpio que mejorará nuestro rendimiento enormemente.

cbnncb

Si no nos queda más remedio que quedarnos en la ciudad siempre es mejor que optemos por zonas verdes donde practicar deporte. En estos lugares la concentración de árboles hará que el aire sea mucho más puro y depurado. La vegetación siempre es un aliado perfecto a la hora de practicar deporte, pues los niveles y calidad del oxígeno son mucho mejores de los que nos encontramos en el resto de la ciudad.

Madrugar para hacer deporte, otra solución para evitar la contaminación

Otra alternativa es salir a practicar ejercicio por la mañana muy pronto. A primera hora del día la contaminación siempre es menor, ya que por la noche disminuye la emisión de humos. A esto hay que sumarle que por la noche las plantas depuran el aire que se ha ido contaminando a lo largo del día. Por eso la calidad del aire es mejor a estas horas del día. Merecerá la pena madrugar para cuidar nuestros pulmones.

Descanso activo como solución

Otra alternativa si no podemos escapar de la ciudad es decantarnos por una sesión de entrenamiento más corta y menos intensa. De este modo lo que estaremos consiguiendo es tener una menor demanda de oxígeno y evitar así que nuestros pulmones sufran más. También podemos decantarnos en esos días por actividades que exijan menos consumo de oxígeno como por ejemplo el yoga o el pilates, con el fin de optimizar al máximo y no forzarnos innecesariamente.

Una vez vuelvan a la normalidad los niveles de contaminación en el aire podemos retomar nuestra actividad normal. Esos días, si no podemos salir fuera de la ciudad, los podemos utiulizar para realizar un descanso activo. Básicamnente disminuiremos la intensidad. Algo que nuestro cuerpo nos agradecerá sobremanera, ya que de vez en cuendo hayq ue dejar descansar mediante jornadas de menos intensidad o de parón absoluto.

Imagen | Shinya Suzuki

Imagen 2 | Peter Mooney

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos