Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos consejos para practicar carrera dejando de lado la contaminación

Algunos consejos para practicar carrera dejando de lado la contaminación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el aumento de las temperaturas aumenta también la contaminación de nuestras ciudades, ya que apenas llueve y se limpia el ambiente. En las capitales más grandes esto suele ser un problema sobre todo para las personas que practican carrera al aire libre, ya que el buen tiempo anima a ello. Es por esto importante que lo tengamos en cuenta y tomemos medidas al respecto.

La carrera es una de las mejores maneras de practicar deporte, pero puede no ser tan buena si lo hacemos cundo el grado de contaminación en el ambiente es muy alto. Respirar aire contaminado es una forma de perjudicar a nuestros pulmones, que cuando practicamos cualquier actividad aeróbica se abren más para recibir mayor cantidad de oxígeno necesario para la obtención de energía. Por este motivo realizar este tipo de actividades en muchas de nuestras ciudades puede ser todo un riesgo.

El tráfico, las chimeneas, la industria... son generadores de CO2 que contamina la atmósfera de nuestras ciudades y convierte el aire en un depósito de partículas nocivas para nuestros pulmones. Por este motivo es necesario que en los días más contaminados evitemos la práctica de ejercicio aeróbico como la carrera por las aceras de nuestras ciudades, ya que el riesgo que vamos a correr es muy grande, además de hacer que no rindamos al 100 por cien por falta de oxígeno.

Para evitar esto, y si queremos salir a la calle, debemos tomar algunas medidas al respecto. Antes de nada tenemos que saber los niveles de contaminación que tiene la atmósfera. Si son elevados elegiremos zonas verdes y grandes parques en los que la vegetación abunde, ya que es un lugar en el que las concentraciones de oxígeno son mayores, pues las plantas son un generador natural de oxígeno al depurar el aire.

Si tenemos la posibilidad, debemos salir de la ciudad. Es importante que optemos por el campo abierto a unos kilómetros del núcleo urbano en el que se concentran las mayores cantidades de dióxido de carbono. Cuanto más nos alejemos de la ciudad mayor calidad tendrá el aire, y las concentraciones de oxígeno serán mucho mayores y por lo tanto el desarrollo de la actividad aeróbica será mucho más completo y eficaz. Es importante que siempre que tengamos la posibilidad la aprovechemos o que lo adoptemos por costumbre a la hora de correr.

Si no podemos optar por ninguna de las dos anteriores lo mejor es practicar la carrera en interiores. La mayoría de gimnasios están provistos de una sala destinada a la práctica del ejercicio aeróbico. Es cierto que no es lo mismo practicar este deporte en interior que en exterior, pero es mucho mejor que hacerlo en un lugar contaminado bajo un aire totalmente viciado que nos puede causar mucho más mal que bien, a la vez que empeora los resultados de los ejercicios.

Imagen | arinas74

En Vitonica | ¿Correr al aire libre o en el gimnasio?: ventajas e inconvenientes En Vitonica | Correr al aire libre quema más calorías En Vitonica | ¿Cómo afecta la contaminación a las personas que realizan ejercicio físico al aire libre?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos