Trucos para conseguir dormir a pierna suelta

Síguenos

dormir

El insomnio y la falta de descanso es un problema que sufren muchas personas a diario y que acaba repercutiendo en su rendimiento cotidiano. Dormir mal es algo que está más extendido de lo que pensamos, por ello es importante saber conciliar el sueño de la mejor manera posible y para ayudaros a conseguirlo en Vitónica queremos destacar algunos puntos a tener en cuenta a la hora de conseguir dormirnos pronto y bien y así lograr que nuestro cuerpo se reponga de todo el cansancio acumulado a lo largo de la jornada.

Es cierto que cuando no logramos conciliar el sueño y el tiempo se nos echa encima, aparecen los nervios, la ansiedad y la fatiga, y con ello la incapacidad para conciliar el sueño. Al final la situación se torna en un círculo vicioso del que es difícil que salgamos y en el que nos sumergimos más sin lograr resultados. La incomodidad y no reunir las condiciones adecuadas para el descanso también son puntos a tener en cuenta, y es que lo que queremos es ayudar a todos a que su descanso lo sea de verdad, y no simplemente una fase del día sin ningún resultado para nuestro organismo.

El entorno

Durante las noche se producen una serie de funciones vitales en el cuerpo, y por ello dormir es esencial. En primer lugar nos vamos a detener en el entorno, y es que la comodidad es fundamental a la hora de conciliar el sueño. Para comenzar debemos prestar atención a la cama. Utilizar un buen colchón es básico. Dentro de las recomendaciones que haremos será que éste no sea ni demasiado duro ni demasiado blando. Debe adaptarse a la perfección a nuestro cuerpo, sin que sea el cuerpo el que se adapte a él. En definitiva, debemos quedar como suspendidos en el aire. En el mercado encontraremos diferentes opciones a la hora de decantarnos por uno u otro que se ajustarán a la perfección a estas premisas que debemos tener presentes.

La almohada

La almohada a utilizar es importante al igual que el colchón, pues debemos adoptar una postura relajada de la parte cervical. Para ello lo que haremos será analizar la postura en la que solemos dormir. Si lo hacemos boca arriba, la almohada deberá ser fina y blanda, ya que la cabeza debe estar alineada con el cuerpo. En el caso de dormir de lado, la almohada deberá ser un poco más alta y dura, ya que deberá evitar que el cuello de doble de manera lateral. Si por el contrario dormimos boca abajo, lo ideal es hacerlo sin almohada para conseguir que la columna esté lo más recta posible.

El estado de ánimo

El estado de ánimo es esencial a la hora de irnos a dormir. Si estamos estresados o agitados nos costará mucho conciliar el sueño, ya que nuestro metabolismo estará funcionando a tope y apenas podremos relajarnos. Para evitar esta situación, lo ideal es evitar cenar muy tarde, evitar tomar sustancias excitantes como la cafeína o la teína, así como evitar situaciones estresantes que nos puedan hacer perder la calma y conciliar el sueño. Para ello es mejor echar mano de sustancias relajantes como la tila o la melisa para dormir si nos encontramos nerviosos o permanecer un tiempo relajados en nuestra casa antes de irnos a dormir para así acudir a la cama mucho mejor.

Es importante que tengamos estos puntos en cuenta, y para ello es necesario que demos al sueño la importancia que tiene, ya que si no descansamos como mínimo siete horas diarias, nuestro rendimiento disminuirá y nuestra sensación de cansancio será mucho mayor. A esto hay que sumar la disminución y bajada de las defensas del organismo, así como de nuestro estado de ánimo general, ya que nuestra salud se puede resentir y podemos llegar a enfermarnos sin darnos cuenta de ello. Para ello debemos prestar más atención al sueño y darle el lugar que le corresponde.

Imagen | RelaxingMusic

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios